Buenafuente sustituye su monólogo de humor para hablar de Cataluña: "Hoy estoy jodido"


  • 0

    El monólogo de Buenafuente sobre el referéndum | Televisión – 10:09
    — EL PAIS

    "Mariano Rajoy dijo una vez que le gustaban los catalanes porque hacen cosas. Lo que no dijo (a lo mejor lo pensó) es que últimamente los catalanes hablamos más de lo que está pasando en Cataluña que en los últimos cien años. Quizá demasiado.

    Os pido unos momentos con vuestra amabilidad. Mientras nos disponemos a comenzar un programa de humor, que espero que os guste, miles y miles de personas han vuelto a salir hoy en Cataluña con motivo de las últimas detenciones, 14. Lo que era un conflicto político eterno, cansino, ahora ya es un conflicto social. La cosa está crispada, muy crispada.
    Y yo me pregunto: ¿Dónde está la gracia? En ningún lado. Esto no tiene ninguna gracia. Creo, y esta es una opinión personal (sé que así la entendéis) que hemos llegado hasta aquí por no escuchar, por no hablar y por no respetar. Por los dos lados. Unos quieren votar; los otros los llaman ilegales y los otros no se dan por aludidos. Siguen y así estamos. No se hablan, no se entienden, se castigan... Y todos sufrimos.

    Pero ahora, se ha puesto feo. Entenderéis que me he pasado el día con la oreja pegada en mi otra ciudad [Barcelona], preocupado. Claro, como soy catalán (que eso lo eres siempre, eh), me preguntan por la calle: "¿Qué está pasando, tú, catalán?". Y yo les decepciono porque digo: "¿Y yo qué sé?". Si no lo saben arreglar ni explicar a quienes hemos votado, voy a saberlo yo, que me dedico a hacer chistes. A mí lo que me parece (pero tampoco me hagas mucho caso) es que con detenciones, prohibiciones y registros, buen ambiente no generas.
    Vivo en Madrid y vivo en Barcelona. Conozco gente sensata y muy buena en los dos sitios. Lo digo tanto aquí, como cuando estoy allí. No me canso de decirlo y me niego a pensar que esto no tenga solución, como quieren hacernos ver. Es imposible: la tiene. Solo hay que poner ganas, quitar fuerza y poner política. ¡Política!... una palabra que está muy mal últimamente, como desgastada. Aristóteles dijo que la política es el arte de cambiar las cosas. Claro, que luego vino Maquiavelo, que era un cabrón y dijo que la política es el arte de engañar. Nos vamos a quedar con Aristóteles.

    Ahora pensad mentalmente. ¿Cuántos políticos de verdad conocéis? De verdad. Políticos que lean los cambios y las mejoras. Todas esas que está pidiendo la sociedad (que las está pidiendo). Que solucionen problemas y que trabajen para un mundo mejor, en paz y sin miedo. Ya está bien de miedo. ¿Qué pasa con el miedo? Porque el futuro, eso que tampoco sabemos muy bien qué es, somos nosotros. Será lo que queramos todos.

    El otro día, las alcaldesas de Madrid y Barcelona dijeron: "Para la crisis de la democracia, más democracia". Y daba gusto verlas juntas. Yo al menos estuve muy feliz viéndolas juntas. El problema de esto de la democracia es que cada una la interpreta y la ve como le interesa. Bueno, siento el posible bajón que os he provocado. Siempre os digo lo que pienso, normalmente, pretende ser gracioso, pero como hoy estoy jodido también quería compartirlo con vosotros. Hoy me ha dicho un amigo que a veces hay que ponerse serio para poder seguir riendo el resto del tiempo. Muchas gracias".

    Me duelen las manos de aplaudir :aplauso: :aplauso: :aplauso: :aplauso: :aplauso:



  • 1

    Vamos, que dice que la cosa no va con él y que la política ha perdido el significado que tenía antaño y que algunas cosas deben cambiar.
    Nada nuevo vamos, una postura que además de ser bastante sensata le quedar bien con todo el mundo, o mejor dicho, no quedar mal con nadie, que tampoco lo veo tan mal ya que al menos se desmarca de cualquier movida, no sabe ni le interesa saber, pues el saber conlleva un gran peso en la conciencia.

    Todo esto me recuerda un v ideo de JL, en el que decía que quizás a ciertos poderes puede interesarles tenernos enemistados, separados, polarizados.
    Quizás también debamos nosotros ver las cosas y debatirlas desde un modo neutral, alejandonos de extremos e intentando tener un gesto conciliador, reparador y de respeto, sin que cada uno pierda su forma de pensar, pero sin atacar tampoco al otro por su forma de pensar.

    No voy a entrar a valorar si la reacción del Gobierno ante todo esto ha sido la correcta pues no soy político ni mucho menos un gran estratega. ¿Que quizás las cosas se podrían haber hecho de otra forma? Nadie lo duda, pero nadie sabe si esa otra forma hubiera resultado mejor o peor, y nunca lo sabremos, los hechos ya son hechos. Es como cuando preguntan: «¿Y qué hubiera pasado si la República hubiese ganado la Guerra Civil?» con este tipo de preguntas pienso que si hay universos paralelos debe haber infinitos universos, para cada posibilidad de cada hecho que ocurre. La verdad, me da miedo pensarlo.



  • 2

    En este tema las cosas se llevan haciendo mal desde hace mucho tiempo, pero lo que está claro es que no se puede hacer por cojones y de forma ilegal.



  • 3

    Buenafuente ese subnormal con ínfulas de pijo y alma de batasuno



  • 4

    Es difícil dar una respuesta concreta, creo que debemos tomar la pregunta con cautela y analizar los pormenores que pueden parecernos intrascendentes pero que, a la hora de tomar una decisión coherente, pueden torcer la balanza. Si nos guiamos por los conceptos de interpretación que existían en la antiguedad, deberíamos hacer un examen de conciencia y ubicarnos como meros espectadores ante una pregunta sin destinatario. Pero si en cambio, analizamos tu pregunta desde la posición del lineamiento ortodoxo del pensamiento moderno, la respuesta tiene que ver, ya no con la escencia de la interrogación sino con el espíritu dialéctico de quien interroga. En síntesis, la respuesta a tu pregunta, solo puede entenderse desde lo pragmático, asociando los niveles del intelecto que por si solos, develan los secreto de la incógnita. Por otra parte, cabe mencionar que para el análisis empírico, no es necesario evaluar los preceptos intrínsecos de la realidad, observados desde la lógica y la metafísica.





Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.