Noruega permite el PAGO VOLUNTARIO de IMPUESTOS y....


  • 0

    ...recauda 1000 euretes.

    Esta es una alegoría estupenda del socialismo y la hipocresía.

    Me recuerda al viejo chiste en el que dos camaradas cubanos no dudan en afirmar que compartirían su segunda casa, su segundo coche y su segunda vaca, pero cuando se trata de un pollo ese no lo compartirían porque de eso sí que tiene dos.

    En fin, aquí va la noticia:

    Septiembre de 2013. Semanas después de la celebración de las Elecciones Generales, el Partido Conservador de Noruega anuncia que formará gobierno de la mano del Partido del Progreso y con el apoyo parlamentario del Partido Liberal y del Partido Democristiano. Los cuatro bloques de la derecha noruega habían decidido unirse con el compromiso de aplicar reformas económicas de calado.

    En virtud de este pacto, el gobierno pasó a manos de Erna Solberg, que anunció que el nuevo Ejecutivo mantendría el compromiso del Partido Conservador de "bajar los impuestos y reducir el tamaño del Estado". Los datos del Fondo Monetario Internacional avalan su discurso: hasta 2013, la recaudación fiscal ascendía al 56% del PIB, mientras que en 2017 está previsto que dicho indicador caiga al 51% del PIB, una rebaja de cinco puntos en una legislatura.

    Durante los últimos cuatro años, Solberg ha aprobado varias rebajas de impuestos. Por ejemplo, el Impuesto de Sociedades, que de media ha alcanzado el 34,5% durante los últimos treinta años, ha quedado reducido hasta el 24%. También en los impuestos directos se han introducido distintas rebajas y deducciones, en el marco del discurso liberal con el que la coalición de centro-derecha alcanzó el poder en 2013.

    Estas medidas sentaron mal a la oposición, que reprochó al gobierno noruego su apuesta por las políticas de rebajas fiscales. Según los partidos de izquierda, bajar tributos de forma continuada pone en jaque el futuro del Estado del Bienestar. Anotadas las críticas, el gobierno pasó a la ofensiva en junio y cogió a sus adversarios políticos con el pie cambiado.

    "Una cosa es predicar y otra dar trigo"

    ¿Qué hizo el gabinete de Solberg? Muy sencillo: el ministro de Finanzas compareció ante los medios y anunció la creación de un nuevo sistema de contribuciones voluntarias, en virtud del cual todo ciudadano o empresa puede hacer una donación fiscal de manera inmediata. "Aunque ya hay formas de hacer este tipo de contribuciones, como renunciando a las devoluciones del Impuesto sobre la Renta o haciendo una donación a las Administraciones, hemos apostado por hacer las cosas más directas y sencillas. Ahora, si alguien cree que el nivel de impuestos es demasiado bajo, tiene la oportunidad de contribuir más, de forma voluntaria y mediante un procedimiento de lo más sencillo", explicó Siv Jensen.

    De momento, tal y como recoge Bloomberg, la iniciativa ha dejado claro que una cosa es predicar y otra dar trigo. Y es que, por mucho que el discurso contra las rebajas de impuestos esté muy extendido entre la izquierda política de Noruega y el resto de Occidente, las contribuciones voluntarias han sido simbólicas y apenas han superado los 1.000 euros en el primer mes de vigencia de la iniciativa.

    Resumen: La derecha baja mínimamente los impuestos, la izquierda se queja porque se pone en peligro el "Estado del bienestar(tm)", la derecha pone el pago voluntario para que los defensores del "Estado del bienestar(tm)" puedan pagar y no lo hacen ni los del gobierno



  • 1

    Joder no me lo esperaba de los noruegos...





Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.