Qwe vien ago las lentejas


  • 0

    0_1499263308767_Screenshot_2017-07-03-16-35-39.png
    0_1499263341055_1499263227526.png

    LOLA NIETO
    “Escribir no es importante. Aprender a mirar como un perro, sí”

    La artista nos abre sus puertas al abismo considerable que hay entre la fotografía y la poesía con su última obra:
    Lola Nieto explora las fisuras de un mundo siempre al borde de su fractura. El miedo y el asombro, la mirada más primitiva y hambrienta, es la que conducen los textos anfibios, proteicos y mutantes de la autora. Hay que torcer el lenguaje, indagar en él, sacarlo de su encasillamiento mundano, para darle voz, para situarlo y situarnos desde otra lugar, desde otra perspectiva. Si algo consigue Nieto con su escritura, es dar resguardo a una mirada atormentada y animal. Una mirada sepultada bajo el peso del dolor y la muerte.

    Cuéntanos un poco de ti. ¿Cuántos años tienes, a qué edad empezaste a escribir y cómo?

    Tengo 29 años. Aunque es raro decir eso. A veces, cuando por casualidad me miro en el espejo, si por ejemplo estoy cepillándome los dientes y casi sin querer subo la vista y me veo en el espejo, me sorprendo de pronto durante un instante. Me asombra encontrarme con una cara extraña, la de ahora, y no con mi cara de los 9 años. Es como si esperara encontrar siempre mi cara de los 9 años. Esto me ha pasado varias veces. Mirarme y de pronto descubrirme pensando dónde está mi cara hasta que me acuerdo que ya soy diferente.

    Para mí, más que empezar a escribir fue importante empezar a escuchar cuentos. Cuando era pequeña mi padre me contaba un cuento cada noche. Todas las noches un cuento. A veces los repetía. Y entonces me gustaba irlos diciendo en mi cabeza mientras él los decía en voz alta. Los decíamos a la vez, aunque él no lo sabía. Los memorizaba palabra por palabra. Luego, a veces, durante el día los repetía, pero no con mi voz sino con la suya. En mi cabeza, repetía la voz de mi padre contándome los cuentos que me contaba por la noche.

    ¿Por qué poesía?

    En la universidad cursé una asignatura de poesía contemporánea. Fue la única asignatura de literatura actual que hice. Aprendí que escribir poemas no sólo era lo que habían hecho Machado o Lorca. Había gente agitándose en los libros y sólo había que leer. Todo lo que leí en esa asignatura me interesó mucho porque fue un modo de entender el mundo de ahora. La poesía para entender lo que pasaba y lo que me pasaba. Desde entonces no he dejado de leer poemas.

    Desde que empezaste a escribir, ¿cuánto ha cambiado tu poesía desde entonces hasta ahora?

    La primera vez que me puse a escribir poemas fue gracias a un pacto. En ese momento no quería escribir porque estaba muy impresionada por cosas que había leído y me sentía absolutamente incapaz de tomar el lápiz. Antes de eso, de adolescente, siempre me había gustado escribir cuentos pero nunca poemas. El pacto fue el siguiente: debía escribir un libro de poemas, escribirlo sin importar nada más. Tan sólo debía acabarlo, no abandonarlo a medias. Quien me propuso el pacto también escribiría al tiempo que yo lo hacía. Cada cual su propio libro. Cada cual sólo debía conseguir acabarlo. Cuando lo terminamos, nos intercambiamos los libros y cada uno leyó el del otro. Lo que yo entregué fue alambres. Luego se publicó. Pero es lo primero y también lo único que escribí.

    ¿Cómo ves el panorama actual? ¿Qué esperas de los poetas de tu tiempo?

    Me gustaría que los que vivimos en el mundo ahora, al margen de la escritura, aprendamos a cuidarnos, aprendamos que estamos solos, que dependemos unos de otros, que nuestra vida está íntimamente relacionada, que lo que me pasa a mí se toca con lo que te pasa a ti, que no somos inocentes, que el dolor de las personas que sufren es responsabilidad de todos y cada uno de los que estamos de pie en el mundo ahora, que nos infligimos dolor unos a otros, infligimos dolor a otras especies, a otros animales y plantas, que somos mezquinos, muy mezquinos como especie. Me gustaría que fuéramos capaces de cambiar eso, que decidiéramos construir un mundo en el que inventáramos códigos distintos, investigar otros caminos donde la individualidad, el sujeto y el yo tan fuerte y marcado desaparezcan. Me gustaría que aprendiéramos a mirar como miran los perros, así. Da igual que alguien escriba o no. Escribir no es importante. Aprender a mirar como un perro, sí.

    ¿Es Barcelona una ciudad adecuada para la vida de los poetas?

    Todas las ciudades son adecuadas para quien sea si ese quien sea tiene dinero. Si no lo tiene no es adecuada. Barcelona es una ciudad con muchas personas durmiendo en la calle, con muchas personas buscando en las basuras, con muchos perros abandonados. Para ellos no es una buena ciudad. Así que no, no es una ciudad adecuada para la vida.

    ¿Vas a muchos recitales? ¿Qué sitios prefieres para ver lecturas?

    Creo que cada vez hay más espacios pequeños llevados con mucho cariño, con mucho entusiasmo y con la convicción de que se está construyendo algo para todos. Esos sitios (bares o pequeñas librerías) son una guarida, un refugio y un espacio para compartir.

    ¿No te parece que no sólo entre los poetas que publican en Internet, sino muchos que publican incluso libros se dedican básicamente a escribir sin cuidar lo que hay detrás de esa escritura? ¿No crees que faltan conceptos o ideas que rijan, por ejemplo, un poema, en vez de un catálogo de imágenes recurrentes, épicas y pomposas? ¿Somos una generación que está más pendiente de ser escritor que de escribir?

    No me atrevería a generalizar. Desde mi punto de vista hay personas haciendo cosas que me interesan mucho en el ámbito de la escritura, el cine, el arte, la política. Y otras personas que hacen cosas que no me interesan. Apoyo el trabajo de los primeros porque creo que puedo compartir con ellos el tesón de construir una realidad distinta a la que nos quieren hacer creer que es la única posible.



  • 1

    Buenas nochesss mi vida.. Quiero que sepas que no te cambio por nada del mundoo mi negrita que apesar de las peleas i las tonteria que nos pasa nunca te boi abandonar i teboi adejar sola kiero que sepa k kiero una vida junto ati que nunca te boy a fallar ere mi medio corasonsito i k mas desirte que no sepas k teamooo mas k anadien enel mundo i k no boi amar aotra persona k no seas tu teamo mi tontilla



  • 2

    OC



  • 3

    Pero qué coño?



  • 4

    Y la milf?



  • 5




Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.