Esta vez no fue la furgoneta


  • 0

    Interesante reflexión que leo aquí

    Me pongo un poco en plan @Leptaté y resumo un poco la idea, para vagos.

    El artículo viene a denunciar el diferente tratamiento que se dan a las noticias cuando hay atentados islamistas:

    • una furgoneta arrolló....
    • un lobo solitario.....
    • un inglés perturbado (cuando es un moro hijo de moros de nombre mohamed sólo que nacido en el país de destino)

    También se habla de la lentitud en dar datos, y la manía de ocultarlos o dejarlos perdidos en el cuerpo de la noticia.

    Y como contraste, en el (ya penúltimo) atentado de un inglés contra moros, se hace notar la profusión de detalles para dejar claro que el autor es un inglés pero blanco, que es islamofobia y racismo puro y duro, y como caso paradigmático valga la reacción del alcalde de Londres, un pakistaní que tiene detrás el voto de miles (y creciendo en número) de musulmanes.

    En fin, ahí lo dejo.



  • 1

    Pues sí, del blanco que atropelló moros hemos sabido más que de los supuestos «casos aislados» de ciudadanos británicos anteriores



  • 2

    La maquinaria sigue en marcha



  • 3

    son neonazismos sanos



  • 4

    @esgarramanter dijo en Esta vez no fue la furgoneta:

    son neonazismos sanos

    joder, ya el criticar los tratamientos informativos lo llaman neonazismo :roto2nuse:



  • 5

    Con el terrorimo siempre lo he dicho... hay que combatirlo y no precisamente con hashtags de pray for.... ( insertar gilipollez aquí)



  • 6

    Tendré que comprar el puto Battlefield 1 y entrenar duro para cuando llegue la guerra en Europa :ahsisi:

    Por ahora estoy practicando con la fonética del DEUS VULT!! para que tenga impacto :elrisas:



  • 7

    @Submerstep dijo en Esta vez no fue la furgoneta:

    Tendré que comprar el puto Battlefield 1 y entrenar duro para cuando llegue la guerra en Europa :ahsisi:

    Por ahora estoy practicando con la fonética del DEUS VULT!! para que tenga impacto :elrisas:

    :elrisas:





Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.