Neotenia: el defecto que nos permitió tener un encéfalo más grande


  • 0

    Es un fenómeno que se da en varias especies y algunas corrientes postulan que la especie humana es también una especie neoténica. A partir del hecho de que el cráneo de un chimpancé adulto difiere en gran medida del cráneo de un chimancé joven pero también del de un adulto humano, esta corriente considera que uno de los aspectos que contribuyó a nuestra especiación fue la neotenia o nuestra capacidad para retener nuestras características de niño durante más tiempo y el desarrollo del encéfalo que ello permite.

    Por supuesto, esta retención no es un acto de voluntad por nuestra parte sino, como siempre, de mutación genética. Un cambio en nuestro ADN nos permitió un periodo de desarrollo postnatal más largo: un cráneo con características juveniles más tiempo, una proliferación celular más prolongada y capacidad durante más años de variabilidad (plasticidad neuronal) y desarrollo del encéfalo. Este “defecto”, este “retraso” en nuestro desarrollo, permitió a nuestro cuerpo “dedicar más tiempo” a “crear” encéfalo y a configurarlo tal y como lo conocemos hoy en día: el encéfalo más desarrollado de todas las especies. Y con él, todas sus útiles consecuencias: lenguaje, mayor capacidad de gestión social, mayor variabilidad de comportamientos, etc.

    Si observamos el cráneo de un chimpancé joven, veremos que se parece extraordinariamente a un cráneo humano adulto y joven. En cambio, un cráneo de chimpancé adulto es considerablemente diferente al de un cráneo de chimpancé joven y al de un humano a cualquier edad. Esta diferencia con nuestros ancestros es por lo que se considera el fenómeno de neotenia a la hora de explicar el origen de nuestra especie.

    Como dato, cabe mencionar que también se considera que fue un fenómeno de neotenia el que originó hace millones de años a los primeros vertebrados a patir de algún urocordado.

    Juventud, divino tesoro. Ahora ya sabemos otro motivo por que decir esta frase.

    alt text

    El cráneo de chimpancé joven (azul) se asemeja mucho más a la estructura craneal del humano adulto que el cráneo del chimpancé adulto (rojo).

    Fuente: http://antroporama.net/neotenia-el-defecto-que-nos-permitio-tener-un-encefalo-mas-grande/



  • 1

    entiendo, asi que de jovenes si nuestro craneo fuera el doble de grande serias aun mas evolucionas de adultos .....necesitariamos el cuello de fernando alonso pues para sujeralo.



  • 2

    @lenypower dijo en Neotenia: el defecto que nos permitió tener un encéfalo más grande:

    entiendo, asi que de jovenes si nuestro craneo fuera el doble de grande serias aun mas evolucionas de adultos .....necesitariamos el cuello de fernando alonso pues para sujeralo.

    Correcto



  • 3

    todo esto para decirnos que eres cabezón?

    (está guay, pero no sabía que comentar :mgalletas:)



  • 4

    Departamento Ctrl+C Ctrl+V



  • 5

    @Pixel dijo en Neotenia: el defecto que nos permitió tener un encéfalo más grande:

    todo esto para decirnos que eres cabezón?

    (está guay, pero no sabía que comentar :mgalletas:)

    Que por ejemplo que es curioso que gracias a un defecto seamos a día de hoy el ser que gobierna la tierra y que poco a poco descubre el funcionamiento del universo y si sabes como funciona algo, puedes controlarlo.





Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.