[TemaSerio] Que es la inteligencia artificial


  • 0

    Que es la inteligencia artificial es un tocho que he encontrado en un foro de filosofia, y como el tema ya es de por si interesante, me ha picado la curiosidad que enfoque filosofico le dan.

    Para mi la inteligencia artificial, hasta el punto de construir computadoras que piensen o simulen el pensamiento humano y se pueda dialogar con ellas, me parece que todavia es ciencia ficcion.

    Bueno aqui el tocho, si a alguien se le ocurre leerno a ver si nos hace un resumen a los demas. Yo lo estoy intentando leer, pero se me va el santo al cielo.

    La fuente: http://phronesis.es/index.php/foro/tema-libre/716-inteligencia-artificial

    Para hablar de inteligencia lo más importante es entender bien que es la propia inteligencia. La auténtica naturaleza de lo que llamamos inteligencia, no tiene que ver con cantidad de procesamiento de datos, no es su característica fundamental, no es simplemente una cuestión de terabytes y gigahercios, la inteligencia tiene que ver con la capacidad de resolver problemas, de enfrentar situaciones nuevas y encontrar la relación existente entre los datos de dicha situación, y en este análisis tiene un papel fundamental la creatividad, la capacidad de encontrar relación entre datos en un principio inconexos, ser capaz de crear algo nuevo partiendo de situaciones conocidas, lo que implica un procesamiento de información probabilístico por similitudes, muy abierto a nuevas posibilidades y al aprendizaje en cada situación, guiado por la curiosidad y el cuestionamiento continuo de la realidad. Una situación que está muy lejos de la actual rigidez de la programación, aunque ya hay tímidos intentos para hacerla más dúctil, pero tímidos es la palabra correcta para definirlos apropiadamente.
    Para la inteligencia y su principal factor, la creatividad, no es tan importante el número de datos que se pueden analizar o la rapidez en hacerlo, como la calidad del análisis, y este parece depender de la plasticidad neuronal. Por ejemplo, la mosca de la fruta manifiesta conductas complejas de animal pluricelular, y lo hace con tan solo trescientas mil neuronas, nada que ver con el número de transistores y conexiones de cualquier ordenador de sobremesa. Un cerebro humano tiene unos cien mil millones de neuronas.
    La plasticidad neuronal se expresa de muchas formas. Los circuitos neuronales que procesan información pueden cambiar según el estímulo, reforzando las sinapsis de sus neuronas miembro o decayendo hasta desaparecer, incluso dando lugar a que la propia neurona muera y desaparezca, así como se asignan mayor o menor número de neuronas a una función según se necesite, por tanto los circuitos neuronales que procesan la información se ven modificados según las circunstancias del propio procesamiento reiterado, la estructura que procesa información se modifica en función al propio procesamiento, permitiéndole modificar los datos y los sistemas de procesamiento con los que está en contacto directo, pudiendo establecer conexiones a distancias enormes a nivel microscópico con otras zonas del cerebro o del cuerpo, ya sea de forma directa mediante axones y dendritas o mediante hormonas que el sistema límbico reparte por todo el cuerpo . Esa plasticidad neuronal en tres dimensiones, es la clave para la creatividad, la creación de interrelaciones nuevas entre datos en principio inconexos, la inteligencia. Por lo que para producir una IA sería necesario crear procesadores que pudieran modificar sus circuitos físicos, su hardware, en función al desarrollo mismo del procesamiento de información que realice en cada momento, y para ellos deberían de ser autosuficientes en la modificación de su propia estructura, ser como una célula, como una neurona, con su propia código de comportamiento según el medio, como el ADN, y su capacidad de decisión y ejecución de la modificación del circuito según dicha información en interacción con el medio.La neurona en si ya es un potente procesador de información, y de ese procesamiento depende como procesa las señales que le llegan y como emite hacia las otras neuronas y como cambia la forma de hacerlo. Dicha plasticidad se ve potenciada por un sistema de diferentes memorias y procesamientos de información que se reparten por todo el cerebro, no existiendo procesadores ni memorias centrales, interconectándose entre ellos según lo necesitan, lo cual potencia el análisis y posible interconexión de datos de naturaleza diferente, base de la creatividad.
    Asimismo, tanto el código genético como las mismas neuronas, así como las arquitecturas neuronales, procesan información en tres dimensiones, mientras los procesadores artificiales lo hacen en dos dimensiones, habiendo pobres intentos de hacerlo en varios planos, pero que simplemente intentan emular la tridimensionalidad sin llegar a la potencialidad de esta. Esta tridimensionalidad no solo hace referencia a la neurona en sí, ni a la estructura del código genético, sino también a como procesa la información el código genético, que le permite unir unas zonas a otras en tres dimensiones de las cadenas de ADN, produciendo efectos diferentes, codificaciones de proteínas diferentes según las zonas que entran en contacto.Todo esto aderezado por las diez mil sinapsis que puede tener una neurona, y de esas diez mil posibilidades de que esta se active o no, organizadas tridimensionalmente como una estrella, y que puede tener conexiones a neuronas cercanas o lejanas.
    Por otra parte la inteligencia humana no solo se refiere a la corteza cerebral o más específicamente el lóbulo frontal, que se suele relacionar con el pensamiento cognitivo racional, el cerebro funciona como un todo, donde gran parte de la información procesada lo es en los centros específicos de cada uno de los sentidos y receptores de todo tipo que se extienden por el cuerpo humano, por tanto a la hora de considerar la capacidad de procesamiento del cerebro hay que considerarlo como un todo, no basta con reproducir las capacidades de una parte del cerebro, hay que reproducirlo en su totalidad.
    Asimismo hay que tener en cuenta el tamaño al que procesa información el cerebro. Se considera a la inteligencia como resultado directo de la actividad eléctrica de las neuronas y sus interacciones, pero lo cierto es que la inteligencia tiene sus más hondas raíces en la propia actividad de las neuronas, que está dirigida por el procesamiento de información del código genético en interacción con el medio. Un procesamiento de información que da lugar a un razonamiento inteligente depende de cómo las neuronas intervinientes procesan la información, un hecho que está dirigido por el procesamiento de información del código genético, tanto a nivel individual de cada célula, como a nivel de todo el cuerpo mediante el sistema límbico creador de estados emocionales que varían como las células procesan la información. Por ejemplo, como una neurona genera o no el suficiente potencial de acción como para generar un impulso nervioso, o como en el procesamiento de información previo de las células que conforman los detectores, que determina que información es relevante y como se transmite al cerebro.La inteligencia tiene tanto que ver con el código genético como con las arquitecturas neuronales, por lo tanto tratarlo como una simple cuestión de terabytes o gigahercios no tiene mucho sentido, es mucho más complejo que eso.
    El código genético que está en la base de como el cerebro desarrolla su acción, procesa información a nivel atómico y molecular, es a lo máximo que podremos procesar información algún día, a nivel atómico, y que actualmente es un nivel que está lejos de alcanzarse y que no se tiene ni idea de cómo lograr. En la actualidad se construyen transistores a 45 nanómetro, equivalentes a 450 Angstrom, en 2020 se prevé llegar al límite de trabajo de 80 Angstrom, el cual ya no se sabe cómo superar pues la disipación térmica se vuelve insoslayable.El diámetro de la hélice del código genético es 20 Angstrom y su codificación/descodificación se realiza a nivel atómico de un Angstrom.El cerebro codifica información al nivel atómico de un Angstrom, lo más cerca que se prevé llegar artificialmente es a 80 Angstrom, y luego no se sabe cómo seguir. El cerebro procesa información a un tamaño 80 veces inferior al que se puede llegar con las previsiones más optimistas de la tecnología actual.
    Visto todo esto, es muy posible que el cerebro este ya trabajando muy cerca del límite de creatividad posible, de inteligencia posible, por el nivel de tamaño atómico al que lo hace mediante procesadores neuronales y su código genético, y por sus estructuras neuronales que aprovechan muy eficazmente las posibilidades de interrelación de datos, mediante su arquitectura tridimensional a todos los niveles (neurona, estructuras cerebrales) su cantidad de conexiones (10.000 sinapsis en tres dimensiones, hormonas) o su plasticidad sináptica (modificación de conexiones, distancia) Parece que la única forma posible de superar ese límite de creatividad individual, es mediante el trabajo conjunto de diferentes cerebros, pues cada uno, fruto de esa plasticidad neuronal, interrelacionara datos de una forma diferente, analizando y explorando la realidad con mucha más variedad que un solo cerebro.

    Expectativas
    Las grandes esperanzas y expectativas depositadas en la IA vienen de la mano del gran desarrollo que han tenido los ordenadores y de su capacidad para suplir algunas actividades consideradas en el acervo cultural como propias de inteligencia superior, como programas de ajedrez, procesamiento matemático, o pilotos automáticos de maquinaria tecnológica. El hecho de haber conseguido de una forma temprana unos logros que se atribuían socialmente a mentes privilegiadas, hizo creer que facultades más comunes como andar, moverse por espacios en tres dimensiones, reconocer emociones, o mantener una conversación coherente, era algo fácilmente conseguible, pero resulto que era lo más difícil. Fue más fácil conseguir ganar a Kasparov al ajedrez que conseguir que un brazo robótico coja un vaso de agua sin derramarla.
    Las características más importantes del procesamiento de información que conocemos como inteligencia, las tienen de forma natural la mayor parte de los humanos, y capacidades que se asocian culturalmente con personas más dotadas intelectualmente, no representan una mayor capacidad intelectual. En psicología se conoce el Síndrome de Savant, personas generalmente con alguna discapacidad mental como el autismo, pero capaces de recordar con exactitud guías enteras de teléfonos, de citar miles de libros textualmente, capaces de deducir una sinfonía partiendo de un trozo de la misma, de realizar inmediatamente operaciones matemáticas imposibles, pero incapaces de relacionarse socialmente pues no son capaces de discernir cuando otra persona está hablando con ironía o de reconocer emociones. Se cree que en un ejercicio de adaptación del cerebro, zonas que se dedican al análisis emocional y de situación no realizan su función, y se reasignan a otras tareas, como memorias fotográficas o calculo matemático. Eso da idea de la gran cantidad de procesamiento que se necesita para tareas que consideramos comunes, sin altura intelectual pues cualquier humano la desarrolla con facilidad, pero que en realidad entrañan una enorme complejidad cognitiva.

    Computación cuántica
    La gran esperanza actual es la computación cuántica, pero hay muchas sospechas de que el entrelazamiento cuántico en el que se basa, solo sea un sofisticado truco de laboratorio, que en realidad el entrelazamiento cuántico no exista en el universo, si no que sea un efecto secundario indeseado de la gran precisión que se está alcanzando en los laboratorios. De hecho en los setenta años que llevan investigando el tema, con jugosas aportaciones económicas de los estamentos militares y financieros, solo se ha conseguido entrelazar algunas docenas de átomos, y hacen falta unos cuantos miles de miles de miles de millones para jugar siquiera al tetrik.

    Versatilidad
    Otro factor que se suele comentar a favor de la inteligencia artificial es su versatilidad, pues si pierde un brazo o un componente lo puede sustituir rápidamente. Pero tampoco es así, pues la IA necesita para su mantenimiento un sociedad industrial avanzada a nivel planetario, que suministre sus materiales muchos de ellos escasos, y una industria altamente tecnológica y de gran tamaño para construir sus componentes, grandes hornos para fundir sus metales, industrias para construir sus componentes, factorías de alta tecnología y requisitos altamente sofisticados. Mientras que un cerebro es creado por cualquier ser humano en cualquier parte del planeta y con los elementos que le rodean en su medio ambiente, la capacidad y autosuficiencia de un grupo humano para la supervivencia a un evento catastrófico local o planetario es mucho mayor.

    Mejora del cerebro
    Es posible que al conseguir la IA seamos capaces de optimizar el funcionamiento a nivel atómico y tridimensional, hacerlo más eficiente, pero asimismo también es posible que consigamos mejorar los diseños y funcionamiento de las redes neuronales y el procesamiento genético, mediante el aprendizaje y quizás mediante al ingeniería genética, aunque creo que es menos invasiva, peligrosa, y más óptima la vía del aprendizaje y modificación conductual, pues el propio ser vivo, la célula, ya cuenta con excelentes sistemas para interaccionar con el medio ambiente y optimizar sus diseños internos, ya sea a nivel celular como pluricelular. Para poder actuar directamente con ingeniería genética, se requerirá de un nivel altísimo de conocimiento de la genética, para poder predecir y planificar sus diseños y consecuencias a corto y largo plazo, algo que creo tardara algunos cientos de años, si no miles, y eso contando con que buena parte de la capacidad productiva humana se encauce hacia el avance del conocimiento. Al final es muy posible, que la optimización de la inteligencia que podamos conseguir con la IA, sea también alcanzable con el propio cerebro humano mediante el aprendizaje en un entorno altamente civilizado y dirigido hacia el conocimiento y la potenciación de nuestras actitudes cognitivas, el cerebro actual no es el fin del desarrollo de dicho modelo, seguramente todavía puede hacerse más eficiente en el tratamiento de la información que le es propio. De hecho los bebes poseen un cuatrillón de sinapsis, que en la madurez se quedan entre cien mil y quinientas mil, siendo muy importante la llamada “poda sináptica” que se da entre la adolescencia y los veinte años, en la cual se eliminan una gran cantidad de sinapsis si el individuo no las utiliza, si no las refuerza desaparecen, quedando mermadas las facultades asociadas. Por lo tanto existe un gran potencial de desarrollo de las capacidades del cerebro en un entorno rico culturalmente. Y sin que ello implique un aumento del volumen cerebral, como hemos dicho, es más importante la complejidad e interrelación que el volumen. De hecho la ballena tiene un cerebro más grande y no es más inteligente, o nuestros antepasados contaban con 1.500 cc de cerebro mientras el hombre moderno cuenta con 1.300 cc, el aumento de la complejidad de las sociedades y de sus individuos ha ido acompañado de una reducción del volumen cerebral.

    El ser vivo a nivel atómico
    El ser vivo ha tenido cuatro mil millones de años para desarrollar un procesador de información muy eficaz y adaptado a la realidad y a las leyes más básicas del universo, el cerebro humano. El ser vivo se desarrolló desde el mundo microscópico hacia el macroscópico, su entorno natural durante miles de millones de años fue del tamaño de una célula, se construyó con átomos, moléculas y proteínas, y lo hizo según las leyes físicas y químicas y aprovechando las propiedades de la materia y la energía a nivel atómico, y a partir de ahí desarrollo seres con miles de millones de células y cerebros para guiarlos. Nosotros partimos del mundo macroscópico y necesitamos maquinas enormes para acceder a ese mundo microscópico y sus propiedades, no es nuestro entorno natural, así que nos movemos en el cómo paquidermos en una cristalería. Por ejemplo, la visión, el ojo, su capacidad para captar colores, para ver en la oscuridad y la luz, su capacidad de enfoque de lejos y de cerca, para captar movimiento y trayectoriasespecíficas. Tenemos telescopios, espectrómetros, radio antenas, resonancia nuclear, y todo ello nos permite ver más que con nuestros ojos, pero no existe forma de hacer un aparato que haga todo eso a la vez, así como ni siquiera tenemos idea de cómo construir un ojo artificial que cubra el enorme arco detector de la realidad que tiene un ojo biológico. Seguramente algún día lejano se pueda crear un ojo artificial con el potencial de uno biológico, pero seguramente será muy parecido al original.

    Conclusiones
    Todo esto en buena medida nos lleva a pensar que el día que se desarrolle una IA tendrá un gran parecido con un cerebro, trabajara a nivel atómico, en tres dimensiones en todos sus diseños y arquitecturas, estará constituido por micro computadoras autónomas capaces de cambiar su hardware, sus algoritmos se basaran en el procesamiento probabilístico creativo, en el aprendizaje y la curiosidad, seguramente sus componentes serán símiles biológicos, si no biológicos totalmente, para poder huir del límite inapelable de la disipación térmica. Sera un cerebro, quizás algo más optimizado, pero seguramente casi igual en todos sus potenciales y limitaciones al humano.
    Las ventajas que se pretenden alcanzar con al IA son dudosas.Por una parte conseguir una inteligencia muy superior a la humana actual, pero lo más posible es que de conseguir IA esta tenga unos potenciales y limitaciones muy similares a los de un cerebro humano. Otra seria la posibilidad de poder mandar a las IA a tareas altamente peligrosas sin que nos importara su destrucción, pero seguramente dichas IA alcanzaría la consciencia de sí mismas, lo que crearía los mismos problemas éticos que mandar a un humano. Con seguridad un valor que interesaría a las clases dominantes sería un ejército de robot con IA esclavizado, pero como hemos dicho, la inteligencia se basa en la curiosidad, el aprendizaje y la creatividad, y eso no va bien con la obediencia ciega y la esclavitud.
    Todo lo analizado no pretende demostrar la imposibilidad de la IA, ni que esta pueda suponer una mejora respecto al cerebro humano, seguramente se conseguirá y quizás hasta se mejore un poco el rendimiento del cerebro. Lo que se pretende es ser más realista con la complejidad de la tarea y su más bien lejanía en el tiempo, así como plantearse que utilidad tendrá, pues desde ya contamos con miles de millones de cerebros con unas potencialidades similares si no mayores a las que se conseguirá con la IA. La única utilidad viable es que su desarrollo sirva para crear sistemas expertos especializados, que ayuden a potenciar las cualidades del cerebro, al igual que un observatorios de rayos gamma aumenta el potencial de nuestra visión. Creo que el futuro real de la IA es el desarrollo de sistemas expertos que potencien las cualidades del cerebro y faciliten sus tareas de procesamiento de cantidades ingentes de información, para que el cerebro al final tome las decisiones sobre unos datos simplificados por dichos sistemas expertos, pero sin inteligencia propiamente dicho.



  • 1

    Joder, haz un puto resumen, que vaya tocho de cojones.



  • 2

    Hubo un debate muy serio sobre el tema de la IA, yo personalmente creo que la tecnología debe de servirnos y no al revés, es decir... a día de hoy las personas son esclavas de la tecnología, soy partidario de que la tecnología avance, pero SIEMPRE tiene que estar un ser humano detrás, al fin y al cabo son máquinas, ni sienten ni padecen, a la hora de tomar según que decisiones quiero que haya un ser humano capaz de elegir si esa acción es la correcta o no



  • 3

    A ver si soy capaz de leerlo, es que no me centro, y es interesante

    si la mosca de la fruta que solo tiene 300.000 neuronas puede hacer operaciones complejas, yo que se supone tengo alrededor de 100.000 millones, podre sintetizar el tocho y separar el grano de la paja... xD

    ¿tantas no? la mitad? tampoco? :mrgreen:



  • 4
    ¡Esta publicación está eliminada!


  • 5

    Dios, creo que los pilares de la tierra de Ken Follet es más corto. Aún así lo he leído por encima y lo explica muy bien:copa2:



  • 6

    yo me parece que voy a esperar a que salga la pelicula,

    ...que no, esta noche cae



  • 7

    Parece durillo de leer. Si alguien se anima a un resumen... :roto1:



  • 8

    Me interesa de verdad...pero si me haces un resumen te lo agradecería de corazón



  • 9

    Bff, ahora mismo no pero a lo mejor mañana si me lo leo.



  • 10

    Iré leyendo y luego dare mi versión. De momento por el concepto del debate y tema, ya te digo que algun día y no muy lejano una IA nos superará. A partir de ahí a saber que pasará...



  • 11

    interesante...pero otro día



  • 12

    @rcamagu dijo en [TemaSerio] Que es la inteligencia artificial:

    interesante...pero otro día

    Esto si que es un estreno en el foro :aplauso:





Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.