Imaginemos que somos exploradores


  • 0

    Exploradores en una tierra futura de un lejano planeta. En la arena de este planeta, encontramos una pinza para la ropa... Ahora, imaginemos que no sabemos qué carajos es una pinza para la ropa (Sé que es absurdo, acabamos de alunizar en un planeta y no sabemos qué es una pinza, pero imaginemos...).

    Total, que encontramos la pinza. Y estudiándola, notamos que consta de tres partes igualmente necesarias para hacerla funcionar, si una de las palas o el muelle se perdieran, dejaría de funcionar como pinza para la ropa.

    Ahora, todo el mundo debe pensar: “Mmm, interesante, que artilugio tan curioso que accidentalmente ha aparecido por aquí, el viento ha debido soplar, o algo, y ha cincelado simétricamente estas piezas de madera posicionándolas a cada lado de manera exacta. Luego ha soplado aún más fuerte y lanzó un hierro desde algún lugar enroscándolo y formándolo de tal forma que encajase precisamente entre esos dos trozos de madera, añadiendo además una deseada tensión para unirlas y BOOM, ahí tenemos la pinza para la ropa".

    ¿No?

    alt text



  • 1

    Yo estoy explorando ésta pole.



  • 2

    Yo primerome la engancharia en el nabo :sisi1:



  • 3

    Salimos al cosmos preparados para todo, es decir: para la soledad, la lucha, el martirio y la muerte. La modestia nos impide decirlo en voz alta, pero a veces pensamos, de nosotros mismos, que somos maravillosos.
    Entretanto, no queremos conquistar el cosmos, solo pretendemos ensanchar las fronteras de la Tierra. Unos planetas habrán de ser desérticos, como el Sáhara; otros gélidos, igual que el polo; o bien tropicales, como la selva brasileña. Somos humanitarios y nobles. No aspiramos a conquistar otras razas. Tan solo deseamos transmitirles nuestros valores y, a cambio, recibir su herencia. Nos consideramos caballeros del Santo Contacto. Esa es otra falsedad. No buscamos nada, salvo personas. No necesitamos otros mundos, necesitamos espejos.



  • 4

    @MitosDeK dijo en Imaginemos que somos exploradores:

    Salimos al cosmos preparados para todo, es decir: para la soledad, la lucha, el martirio y la muerte. La modestia nos impide decirlo en voz alta, pero a veces pensamos, de nosotros mismos, que somos maravillosos.
    Entretanto, no queremos conquistar el cosmos, solo pretendemos ensanchar las fronteras de la Tierra. Unos planetas habrán de ser desérticos, como el Sáhara; otros gélidos, igual que el polo; o bien tropicales, como la selva brasileña. Somos humanitarios y nobles. No aspiramos a conquistar otras razas. Tan solo deseamos transmitirles nuestros valores y, a cambio, recibir su herencia. Nos consideramos caballeros del Santo Contacto. Esa es otra falsedad. No buscamos nada, salvo personas. No necesitamos otros mundos, necesitamos espejos.

    Google dice que Solaris. Habrá que leer.





Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.