Vivimos la vida que nos toca


  • 0

    A lo mejor tú te crees que eliges tu vida, que vas por tu camino, haciendo tus mierdas y tal pero luego te chocas contra el muro que es que no, vives lo que te toca y si te ha tocado ser un come mierdas, aunque tú no seas un come mierdas, te tocará saborear los truños una y otra vez. Y eso es así.

    La gente se lo flipa mucho (bueno, la mayoría van como zombies, pero ya me entendéis) con perseguir sus sueños o ser ellos mismos pero luego siguen sueños que les pertenecen a otros y son falsos y cínicos.



  • 1

    Si, pero...no es excusa para quedarse de brazos cruzados. Es verdad lo que dices, lo que te ha tocado te va a condicionar brutalmente, para bien o para mal. Son cosas que algunos llaman innatas (ser guapo, alto, feo, calvo) y aquellas que te ha tocado convivir (educación, amistades, familia...) las que determinan de dónde partes, y puede parecer que una vez creces y llegas a ese punto ya no hay vuelta atrás. Pero no es cierto, solamente es jodido salir de ahí, muy jodido, y si realmente quieres cambiar te va a costar horrores, tanto que a veces se hace insoportable y solo quieres mandarlo todo a la mierda, y gritar a los cuatro cielos ¿por qué a mí? por esto o por lo otro. No es justo. Pero si tienes voluntad e inteligencia (la inteligencia es algo que también hay que entrenar) al final darle la vuelta a las cosas es solo cuestión de tiempo.
    Vivimos la vida que nos toca, y la que creamos una vez hayamos decidido que hemos comido suficiente mierda.





Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.