El restaurante que inventó el mítico postre ‘Pijama’


  • 0

    Es uno de los ejemplos más entrañables de la llamada cocina viejuna: platos que en su momento no podían faltar en ninguna carta pero que con el tiempo han ido perdiendo gran parte de su atractivo o, al menos, de aquel glamour de antaño. Hablamos, efectivamente, del mítico Pijama, ese postre a base de flan, helado, fruta en almíbar y nata -en realidad admitía cualquier cosa- que durante la década de los 80 y los 90 era un clásico de muchos restaurantes.

    Aunque ha ido desapareciendo y cada vez cuesta más encontrar lugares con suficiente valor como para mantener este baluarte de los postres que, por sí solos, podrían alimentar a una familia completa, hemos encontrado uno que no sólo lo mantiene en su carta sino que puede presumir de haberlo inventado.

    Así nos lo confirman desde 7 Portes, uno de los restaurantes más clásicos y emblemáticos de Barcelona. Fundado en 1836 a imagen de los grandes cafés europeos, y convertido en restaurante en 1929, a lo largo de los años ha sabido mantener su esencia -algo difícil en un ciudad tan turística- y sigue siendo un lugar de visita obligada para locales y visitantes.

    Y fue aquí donde en 1951 nació nuestro querido Pijama. Los oficiales de la VI Flota Americana, atracada en el puerto de Barcelona, eran clientes asiduos del restaurante 7 Portes, y el Pêche Melba uno de sus postres favoritos. Este plato, creado por el cocinero francés Auguste Escoffier en el hotel Savoy de Londres en honor a la cantante de ópera Nellie Melba, a base de melocotón cocido, frambuesa y helado de vainilla, no sólo fue versionado en 7 Portes, sino que también se adaptó su nombre para hacerlo más fácil de pronunciar.

    Y el Pijama no sólo triunfó en este restaurante barcelonés, sino que su fama se extendió durante décadas por todo el país y acabó siendo un símbolo de aquella cocina que quería superar, a base de cantidad, la época del hambre.

    El caso es que 65 años después de su invención, en la carta del 7 Portes todavía puede encontrarse el mítico Pijama. Así que quienes tengan antojo de volver a probar uno de los postres más entrañables de nuestra historia, ya saben dónde buscarlo: en el mismo sitio dónde nació.

    ¿Lo conocéis? ¿Lo habéis pedido? ¿Lo habéis probado?



  • 1

    no ni quiero probarlo la verdad :nusenuse:



  • 2

    Tiene muy buena pinta, aunque para las amantes de Joseseco eso no es más que un entrante.



  • 3

    @Doctor-Trivago dijo:

    Tiene muy buena pinta, aunque para las amantes de Joseseco eso no es más que un entrante.

    :qmeparto:



  • 4

    mi abuelo en las comidas en restaurantes a veces se lo pedía xD



  • 5

    Yo comí a veces. Los flanes me gustaban mucho cuando era un niño. Ahora no los puedo ni ver, se me atraviesan en el estómago, me dan indigestión, gases, reflujo y de todo.



  • 6

    no echo de menos el pijama light que te ponian en todos los restaurantes rancios. Aunque eso de tarta de cosas y los putos profiteroles ya esta manido




Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.