hasta luejo


  • 0

    Efectivamente @Lynch ésta es la definitiva.

    Disfruta del foro shur.



  • 1

    Necesitábamos esto para darle emoción al foro.



  • 2

    Te juegas la cuenta, pero tú eres eterno en el foro cabronazo.



  • 3

    @mk_ultra dijo:

    Necesitábamos esto para darle emoción al foro.

    @Koala dijo:

    Te juegas la cuenta, pero tú eres eterno en el foro cabronazo.

    Pero citadme antes de que me arrepienta :roto2palm:



  • 4

    Pero pon contexto o algo.



  • 5

    @Waqafraca dijo:

    Pero citadme antes de que me arrepienta :roto2palm:

    Pero qué mas da si vas a volver :qmeparto:



  • 6

    @Koala dijo:

    Pero qué mas da si vas a volver :qmeparto:

    Tienes que calmarte



  • 7

    Venga va, OJO CUIDAO CITO

    @Waqafraca dijo:

    Hay empate técnico a falta del voto por correo entre Hofer (de 45 años) y el otro con 72 años que es un verde de los cojones.
    No es un hilo attw sino una apuesta seria en un foro desierto, lo cual tampoco supondrá nada grave para ninguna de las partes sea cual sea el resultado, y menos siendo ésta una cuenta demigrante de escaso valor.
    Podéis seguirlo aquí
    Por el momento, Hofer 51,9% y verde 48,1%.
    Saludos a @Joel, nos vemos en el más allá (aunque espero que no, por el bien de Europa).



  • 8

    Vamos bien



  • 9

    @Xeyetor dijo:

    Pero pon contexto o algo.

    Tiro de copypaste, lo siento

    Según la proyección de la televisión pública ORF -basada en el recuento de un 90% de las papeletas depositadas en elas urnas- el candidato apoyado por los Verdes, Alexander Van der Bellen, y el ultraderechista Norbert Hofer, se encuentran empatados alrededor del 50% cada uno.

    Todo apunta a que será decisivo el recuento del voto por correo, que roza el 14% del electorado. Hofer ya ha dicho que para conocer el vencedor habrá que esperar a que se termine la contabilización de esos votos, que está previsto concluya mañana.

    Con Norbert Hofer como candidato, el partido antiinmigración y euroescéptico FPÖ ha consolidado un avance electoral en los últimos años que ha puesto a su alcance una victoria con la que Austria se convertiría en el primer país de Europa occidental con un presidente de extrema derecha desde la Segunda Guerra Mundial. Los partidos populistas y radicales europeos tienen este fin de semana la mirada puesta en la capital austriaca.

    “Yo creo que ganará Hofer y no me desagrada. Es joven y se preocupa por los austriacos”, afirma Elisabeth P., funcionaria de 47 años, en un colegio electoral del centro de Viena. “¿Extremista? No, yo no le veo así”, añade sobre el candidato ultranacionalista Rudolf Patzl, jubilado de 73 años. En el polo opuesto se sitúa Selina B., de 27 años y empleada en el sector audiovisual. “La cuestión hoy es si se está a favor o en contra del fascismo. Yo no quiero que un nazi llegue al poder”, asegura en otro centro electoral de la ciudad. Ha votado en compañía de una amiga que también se ha decidido por Van der Bellen. “No comparto la visión de Hofer sobre Austria y creo que elegirlo es una mala señal hacia el exterior”, afirma S. B., universitaria de estudios americanos e inglés.

    El triunfo de Hofer, un ingeniero aeronáutico de 45 años, ha dejado en la cuneta tras la primera vuelta de los comicios a socialdemócratas (SPÖ) y democristianos (ÖVP), los socios de Gobierno que se han repartido el poder desde el final de la Segunda Guerra Mundial, y ha precipitado la caída del canciller socialista Werner Faymann, acosado por las críticas internas.

    El tradicional discurso contra la inmigración y la “islamización de Europa” del FPÖ se ha visto impulsado por la crisis de los refugiados –Austria, con 8,7 millones de habitantes registró el año pasado cerca de 90.000 peticiones de asilo- y el descontento con un Ejecutivo de coalición que no consigue sacar adelante reformas que reactiven la economía, pero su ascenso ha sido constante desde que hace una década superó una escisión interna. El FPÖ es la tercera fuerza en el Parlamento austriaco y en 2015 logró un importante incremento en tres elecciones regionales a costa de los dos grandes partidos, cuyo declive le ha abierto el camino.

    Hofer ha hecho campaña envuelto en la bandera de “los austriacos primero” y el apoyo al cierre de las fronteras para impedir el paso a “falsos refugiados”. El ultra, vicepresidente tercero del Parlamento, ha vinculado a los migrantes al abuso en ayudas sociales y especialmente a un aumento de la delincuencia que el Gobierno confirma sin concretar datos. La preocupación por la seguridad se extiende entre la población sobre todo entre las mujeres tras varias agresiones con repercusión mediática. Unos temores con los que el FPÖ ha sabido conectar.

    Además, “el FPÖ ha aprovechado el espacio de los grandes partidos y ha desplegado una estrategia con la que ha conseguido presentarse como un partido moderno y joven”, afirma Johannes Pollak, politólogo del Instituto de Estudios Avanzados de Viena. Como otros movimientos populistas y de la derecha radical europea, ha aumentado su base social con “mensajes sencillos sobre la pérdida de empleos, la inmigración, la seguridad o la islamización de Europa”, añade.

    Su oponente, el exportavoz de Los Verdes y catedrático de economía Alexander Van der Bellen, de 72 años, afirma que Hofer pretende convertir el país en “una república autoritaria” y entregar el mando a su líder, Heinz Christian-Strache. Europeísta convencido, también ha levantado olas al admitir que como presidente se resistiría a tomar juramento a un canciller del FPÖ que busca romper la UE aunque ganara las elecciones. “Corremos el riesgo de no volver a reconocer a Austria”, ha asegurado al apelar a todo votante que no quiere un presidente ultra al frente del país.

    El presidente de la Comisión, Jean Claude-Juncker, no ha ocultado que espera que el FPÖ no gane el domingo -Hofer afirma que ahora votaría contra un ingreso de Austria en la UE (es miembro desde 1994)-. El alemán Martin Schulz, al frente del Parlamento Europeo, advierte de que un triunfo de la extrema derecha en Austria y en otros países “cambiará el carácter europeo”.

    “Habrá protestas si sale elegido Hofer, pero no creo que se le preste tanta atención. Europa tiene por delante un desafío mucho mayor: el Brexit”, opina el politólogo Pollak.

    Aunque Austria es uno de los países más ricos de la Unión, la crisis económica “ha aumentado el temor al descenso social, al paro y la competencia de los inmigrantes”, lo que atrae a los votantes hacia populismos “como el del FPÖ, Donald Trump en EE UU o Marine Le Pen en Francia”, constata el politólogo Anton Pelinka, de la Universidad Central Europea en Budapest (Hungría). “Austria no es tan distinta en esto”, afirma.

    El rechazo a la política decidida desde Bruselas y la dureza frente a la migración que une a estos movimientos también caracteriza al FPÖ. A Hofer, la cara amable del FPÖ para unos y el ultra bajo la piel de cordero para otros, le ha perseguido la polémica por su pertenencia a una cofradía estudiantil con unos estatus de resonancia nazi, y su afirmación de que como presidente podría destituir al Gobierno si cree que perjudica gravemente al país. Aunque la Constitución austriaca se lo permite, ningún presidente ha usado esa potestad. El jefe del Estado, que lo es también del Ejército, ha cumplido un papel protocolario. “Se asombrarán de lo que se puede hacer”, ha lanzado Hofer, que quiere dar mayor peso al cargo.



  • 10

    Contrastan las opiniones entre el sentido común (mujer de 47 años del post anterior) y los podemitas medios (mujer de 27 años). Marcados en negrita.



  • 11

    @Waqafraca dijo:

    Tiro de copypaste, lo siento
    Según la proyección de la televisión pública ORF -basada en el recuento de un 90% de las papeletas depositadas en elas urnas- el candidato apoyado por los Verdes, Alexander Van der Bellen, y el ultraderechista Norbert Hofer, se encuentran empatados alrededor del 50% cada uno.
    Todo apunta a que será decisivo el recuento del voto por correo, que roza el 14% del electorado. Hofer ya ha dicho que para conocer el vencedor habrá que esperar a que se termine la contabilización de esos votos, que está previsto concluya mañana.
    Con Norbert Hofer como candidato, el partido antiinmigración y euroescéptico FPÖ ha consolidado un avance electoral en los últimos años que ha puesto a su alcance una victoria con la que Austria se convertiría en el primer país de Europa occidental con un presidente de extrema derecha desde la Segunda Guerra Mundial. Los partidos populistas y radicales europeos tienen este fin de semana la mirada puesta en la capital austriaca.
    “Yo creo que ganará Hofer y no me desagrada. Es joven y se preocupa por los austriacos”, afirma Elisabeth P., funcionaria de 47 años, en un colegio electoral del centro de Viena. “¿Extremista? No, yo no le veo así”, añade sobre el candidato ultranacionalista Rudolf Patzl, jubilado de 73 años. En el polo opuesto se sitúa Selina B., de 27 años y empleada en el sector audiovisual. “La cuestión hoy es si se está a favor o en contra del fascismo. Yo no quiero que un nazi llegue al poder”, asegura en otro centro electoral de la ciudad. Ha votado en compañía de una amiga que también se ha decidido por Van der Bellen. “No comparto la visión de Hofer sobre Austria y creo que elegirlo es una mala señal hacia el exterior”, afirma S. B., universitaria de estudios americanos e inglés.
    El triunfo de Hofer, un ingeniero aeronáutico de 45 años, ha dejado en la cuneta tras la primera vuelta de los comicios a socialdemócratas (SPÖ) y democristianos (ÖVP), los socios de Gobierno que se han repartido el poder desde el final de la Segunda Guerra Mundial, y ha precipitado la caída del canciller socialista Werner Faymann, acosado por las críticas internas.
    El tradicional discurso contra la inmigración y la “islamización de Europa” del FPÖ se ha visto impulsado por la crisis de los refugiados –Austria, con 8,7 millones de habitantes registró el año pasado cerca de 90.000 peticiones de asilo- y el descontento con un Ejecutivo de coalición que no consigue sacar adelante reformas que reactiven la economía, pero su ascenso ha sido constante desde que hace una década superó una escisión interna. El FPÖ es la tercera fuerza en el Parlamento austriaco y en 2015 logró un importante incremento en tres elecciones regionales a costa de los dos grandes partidos, cuyo declive le ha abierto el camino.
    Hofer ha hecho campaña envuelto en la bandera de “los austriacos primero” y el apoyo al cierre de las fronteras para impedir el paso a “falsos refugiados”. El ultra, vicepresidente tercero del Parlamento, ha vinculado a los migrantes al abuso en ayudas sociales y especialmente a un aumento de la delincuencia que el Gobierno confirma sin concretar datos. La preocupación por la seguridad se extiende entre la población sobre todo entre las mujeres tras varias agresiones con repercusión mediática. Unos temores con los que el FPÖ ha sabido conectar.
    Además, “el FPÖ ha aprovechado el espacio de los grandes partidos y ha desplegado una estrategia con la que ha conseguido presentarse como un partido moderno y joven”, afirma Johannes Pollak, politólogo del Instituto de Estudios Avanzados de Viena. Como otros movimientos populistas y de la derecha radical europea, ha aumentado su base social con “mensajes sencillos sobre la pérdida de empleos, la inmigración, la seguridad o la islamización de Europa”, añade.
    Su oponente, el exportavoz de Los Verdes y catedrático de economía Alexander Van der Bellen, de 72 años, afirma que Hofer pretende convertir el país en “una república autoritaria” y entregar el mando a su líder, Heinz Christian-Strache. Europeísta convencido, también ha levantado olas al admitir que como presidente se resistiría a tomar juramento a un canciller del FPÖ que busca romper la UE aunque ganara las elecciones. “Corremos el riesgo de no volver a reconocer a Austria”, ha asegurado al apelar a todo votante que no quiere un presidente ultra al frente del país.
    El presidente de la Comisión, Jean Claude-Juncker, no ha ocultado que espera que el FPÖ no gane el domingo -Hofer afirma que ahora votaría contra un ingreso de Austria en la UE (es miembro desde 1994)-. El alemán Martin Schulz, al frente del Parlamento Europeo, advierte de que un triunfo de la extrema derecha en Austria y en otros países “cambiará el carácter europeo”.
    “Habrá protestas si sale elegido Hofer, pero no creo que se le preste tanta atención. Europa tiene por delante un desafío mucho mayor: el Brexit”, opina el politólogo Pollak.
    Aunque Austria es uno de los países más ricos de la Unión, la crisis económica “ha aumentado el temor al descenso social, al paro y la competencia de los inmigrantes”, lo que atrae a los votantes hacia populismos “como el del FPÖ, Donald Trump en EE UU o Marine Le Pen en Francia”, constata el politólogo Anton Pelinka, de la Universidad Central Europea en Budapest (Hungría). “Austria no es tan distinta en esto”, afirma.
    El rechazo a la política decidida desde Bruselas y la dureza frente a la migración que une a estos movimientos también caracteriza al FPÖ. A Hofer, la cara amable del FPÖ para unos y el ultra bajo la piel de cordero para otros, le ha perseguido la polémica por su pertenencia a una cofradía estudiantil con unos estatus de resonancia nazi, y su afirmación de que como presidente podría destituir al Gobierno si cree que perjudica gravemente al país. Aunque la Constitución austriaca se lo permite, ningún presidente ha usado esa potestad. El jefe del Estado, que lo es también del Ejército, ha cumplido un papel protocolario. “Se asombrarán de lo que se puede hacer”, ha lanzado Hofer, que quiere dar mayor peso al cargo.

    Es una lastima que Europa siga tan cegada y juegue a la derecha e izquierda.



  • 12

    @Xeyetor dijo:

    Es una lastima que Europa siga tan cegada y juegue a la derecha e izquierda.

    Pues sí, espero que el recuento de votos definitivo me mantenga en el foro porque siempre va bien aprender cosas de foreros como tú. Y no lo digo irónicamente, aunque forees poco.



  • 13

    ¿Entonces los candidatos son un ultraderechista y un comunista, o qué ideología tienen?



  • 14

    @dehm dijo:

    ¿Entonces los candidatos son un ultraderechista y un comunista, o qué ideología tienen?

    Sí, para que te hagas una idea:

    Norbert Hofer

    • Age: 45
    • Background: Aeronautical engineer
    • Politics: Far-right Freedom Party
    • Campaign soundbite: "To those in Austria who go to war for the Islamic State or rape women - I say to those people: 'This is not your home'"

    Alexander Van der Bellen

    • Age: 72
    • Background: Economics professor
    • Politics: Former Green Party leader
    • Campaign soundbite: "I've experienced how Austria rose from the ruins of World War Two, caused by the madness of nationalism."

    Fuente

    He leído que el voto por correo es el 14% del electorado :elrisas: ya estoy nervioso joder, 900.000 votos :elrisas:



  • 15

    @Waqafraca dijo:

    Sí, para que te hagas una idea:
    Norbert Hofer

    • Age: 45
    • Background: Aeronautical engineer
    • Politics: Far-right Freedom Party
    • Campaign soundbite: "To those in Austria who go to war for the Islamic State or rape women - I say to those people: 'This is not your home'"
      Alexander Van der Bellen
    • Age: 72
    • Background: Economics professor
    • Politics: Former Green Party leader
    • Campaign soundbite: "I've experienced how Austria rose from the ruins of World War Two, caused by the madness of nationalism."
      Fuente
      He leído que el voto por correo es el 14% del electorado :elrisas: ya estoy nervioso joder, 900.000 votos :elrisas:

    A ver qué pasa, pero si gana el tal Hofer, y teniendo en cuenta que los húngaros tienen un gobierno del estilo....el imperio autrohúngaro renacerá! :sisi1:

    Ya en serio, a ver cómo digiere la UE un gobierno de este signo en un país que no sea "de segunda" como Polonia, Hungría etc...



  • 16

    Bueno va ganando :sonrositas:



  • 17

    Y no podria quedarme yo con tu cuenta?



  • 18

    Y cuando acaba esto?



  • 19

    @Skeff-Anselmo dijo:

    Y cuando acaba esto?

    Mañana por la tarde ya se sabrá.

    Antes me he equivocado, el voto postal son 750.000 votos (aproximado creo) que hay que contabilizar y los que votan por correo acostumbran a ser más de izquierdas.... la cosa estará bastante reñida porque esos votos representan el 11,7% del censo.

    Hofer gana por 144.006 votos ahora mismo pero quedan los 750.000 esos :roto2:

    Si no me han fallado los cálculos con poco más del 40% de los votos por correo ganaría Hofer.

    @Skeff-Anselmo dijo:

    Y no podria quedarme yo con tu cuenta?

    100 euros por PayPal y es tuya.



  • 20

    @Waqafraca dijo:

    Mañana por la tarde ya se sabrá.
    Antes me he equivocado, el voto postal son 750.000 votos (aproximado creo) que hay que contabilizar y los que votan por correo acostumbran a ser más de izquierdas.... la cosa estará bastante reñida porque esos votos representan el 11,7% del censo.
    Hofer gana por 144.006 votos ahora mismo pero quedan los 750.000 esos :roto2:
    Si no me han fallado los cálculos con poco más del 40% de los votos por correo ganaría Hofer.
    100 euros por PayPal y es tuya.

    3€ y me estoy arriesgando




Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.