[Noticia] Hay niñas con pene y niños con vulva


  • 0

    La asociación Chrysallis publica el primer material didáctico sobre transexualidad que explica a los menores que "hay niñas con pene y niños con vulva".

    La ideología de género más radical se introduce en las aulas. Normalizar la transexualidad en los centros educativos y explicar a los menores que "hay niñas con pene y niños con vulva" es el objetivo que persigue Chrysallis Euskal Herria, una asociación de familias de menores transexuales que ha creado el primer material didáctico sobre transexualidad.

    La asociación ha publicado en Facebook este material consistente en seis fichas destinadas a las aulas de Educación Infantil y Educación Primaria que ya se está difundiendo en los centros escolares, públicos y privados, del País Vasco y Navarra.

    En las aulas en las que los profesores han adquirido este material se explicará a los niños que "hay chicas con pene y hay chicos con vulva" y que aunque "la mayoría de las chicas tienen vulva" y "la mayoría de los chicos tienen pene" hay "algunas chicas que tienen pene" y "algunos chicos que tienen vulva".

    En las fichas se invita a los niños a dibujar a sus compañeros y a sí mismos según la diversidad y a realizar diversos ejercicios para "ahondar en la idea de que existen niñas con pene y niños con vulva". Mediante dibujos de figuras de niños y niñas con genitales de ambos sexos se pretende convencer a los menores de "la normalidad" de la transexualidad.

    Desde la asociación Chrysallis en declaraciones a Gaceta.es explican que el material subido a Facebook ya ha conseguido "miles de descargas", también de profesores que están dispuestos a introducirlo en sus clases. "Lo importante es la formación del profesorado, pero después este material debería entrar en los libros de texto", aseguran desde la asociación.

    Por el momento, este material didáctico sobre transexualidad forma parte de la iniciativa particular de la asociación Chrysallis, pero las leyes de transexualidad que se están aprobando en distintas comunidades autónomas buscan que este tipo de contenido llegue a formar parte del currículo escolar.

    El pasado 17 de marzo la Asamblea de Madrid aprobó una ley de transexualidad que establece que se instará a los colegios a poner en marcha los recursos educativos y psicológicos necesarios para “la detección temprana de aquellas personas en educación infantil que puedan estar incursas en un proceso de manifestación de su identidad de género".

    Asimismo, esta ley de transexualidad madrileña pretende impulsar medidas para lograr “el efectivo respeto en el sistema educativo de la diversidad afectivo-sexual así como la aceptación de las diferentes expresiones de identidad de género" y "transformar" los contenidos educativos de centros privados y públicos.

    Visto aquí



  • 1

    Bonus track:

    El lobby gay pide a Disney ‘una novia para Elsa’, la protagonista de Frozen

    La Alianza de Gays y Lesbianas contra la Difamación (GLAAD) ha iniciado una campaña de presión sobre Disney puesto que defienden que de las once películas lanzadas en 2015, ninguna incluye ‘personajes LGTB’.

    El pasado mes de febrero contábamos en Gaceta.es como el director de Star Wars: El despertar de la fuerza, J.J Abrams, se había rendido a la ideología de género y a las presiones del lobby gay tras confirmar que en los próximos episodios de la saga se introducirían personajes homosexuales.

    Ahora, la Alianza de Gays y Lesbianas contra la Difamación (GLAAD) pide que Disney incluya personajes “LGTB” (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) en la segunda parte de la película para niños ‘Frozen’. El colectivo homosexual ha iniciado esta campaña a través de las redes sociales con el “hashtag” #GiveElsaAGirlFriend (Dale a Elsa una novia).

    “Disney ha lanzado 11 películas en 2015 de las cuales 0 incluyeron apariciones de personas LGTB”, ha denunciado la GLAAD al mismo tiempo que ha defendido que “los proyectos de ciencia ficción tienen la oportunidad de crear mundos únicos cuyas sociedades avanzadas pueden servir como un comentario sobre la nuestra”.

    En varias ocasiones hemos podido ver como Disney se ha rendido ante las presiones de colectivos homosexuales como es el ejemplo del capítulo de la serie Buena suerte Charly –una serie de Disney Channel dirigida a menores- en la que aparecía una pareja de madres lesbianas, por lo que no sería una sorpresa que Disney aceptara darle “una novia a Elsa” para contentar de nuevo al público gay.



  • 2

    ¿A quién contratan para hacer esos dibujos? Conozco al menos a 10 personas que los harían mucho mejor y necesitan trabajo.



  • 3

    @Buresto dijo:

    ¿A quién contratan para hacer esos dibujos? Conozco al menos a 10 personas que los harían mucho mejor y necesitan trabajo.

    Estas asociaciones se mueven por amiguismo. Además no tienen que competir en calidad, porque no han de vender.

    Luego los dibujos los habrá hecho algún enchufado. En el mejor de los casos algún socio comprometido con la causa.



  • 4

    Me ha extrañado que en el comunicado no han utilizados las palabras "heteropatriarcado" y "machismo"

    Yo ya di por perdida la sociedad hace tiempo , no se por que os dais por sorprendidos



  • 5

    Aprovecho el hilo para polemizar pegando esto que acabo de ver por ahí.. :

    El Colegio de Pediatras de Estados Unidos afirma que la ideología de género hace daño a los niños.

    El título del informe del Colegio de Pediatras de Estados Unidos es contundente “La ideología de género hace daño a los niños”. Creo que la claridad del mismo manifiesta la clara intención de que el mensaje no sea manipulable, y que la sociedad no pueda justificarse diciendo que no sabía que era malo y que nadie les avisó. Y lo que hace daño, no ayuda, no es bueno y no sirve, así que no hay que copiarlo, ni repetir los mismos errores.

    La presidenta de la Asociación Americana de Pediatría, Michelle A.Cretella; su vicepresidente y endocrino pediátrico, Quentin Van Meter y el psiquiatra Paul McHugh, firman dicho informe, que promete ser ampliado para el verano, y en el cual instan a los educadores y legisladores a ”rechazar todas las políticas que condicionen a los niños para aceptar como normal una vida de suplantación química o quirúrgica de su sexo por el sexo opuesto”.

    Este informe, de fecha de 21 de marzo, se presenta días después de que la Asamblea de Madrid aprobara la Ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no discriminación. Y da una respuesta científica a los experimentos que quieren hacer en España, ya realizados en otros países y cuyos resultados y consecuencias han determinado a actuar con esta contundencia a psiquiatras y médicos, llevándoles a dar marcha atrás en estas prácticas. Esto es lo que ha ocurrido en el Hospital Johns Hopkins, un prestigioso centro de EEUU, tanto desde el punto de vista clínico como en investigación, donde después de la experiencia y estudio de los resultados de esta practica, se han dejado de hacer operaciones de cambio de sexo.

    Condicionar a los niños a creer que es normal estar toda la vida sustituyendo química y quirúrgicamente su propio sexo por el opuesto constituye un abuso infantil.
    De algo debería servir la experiencia, sin embargo queda claro que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra y que no aprende hasta que lo experimenta en sus propias carnes.El problema es que en estos casos, se ensaya con otros, niños inocentes que no deciden ya que no tiene la madurez para hacerlo, pero que son quienes pagarán durante toda su vida las consecuencias de estos desatinos, tal y como describe el doctor McHugh para FirstThings.com, donde narra el resultado de su experiencia personal al frente del departamento de psiquiatría del John Hopkins Hospital. Después de años de esta técnica llegó a la conclusión de que “el hospital estaba colaborando con una enfermedad mental y que deberían centrarse en arreglar sus mentes, no sus genitales”, puesto que después de las operaciones seguían teniendo sufrimiento, dándose situaciones disparatadas, como que después de operaciones de cambio de sexo de hombre a mujer, algunas de estas personas, al sentir atracción hacia mujeres, y considerarse entonces del mismo sexo, llegaban a la conclusión de que eran lesbianas. Según palabras del doctor McHugh ” he sido testigo del gran daño que puede provocar la reasignación de sexo. Los niños que han visto transformada su constitución masculina en un rol femenino sienten mucho sufrimiento y tristeza pues son conscientes de su disposición natural….nosotros los psiquiatras nos hemos olvidado de estudiar las causas y la naturaleza de su trastorno mental y nos hemos dedicado sólo a prepararlos para la operación y una vida en el otro sexo. Hemos malgastado recursos científicos y técnicos y dañado nuestra credibilidad profesional colaborando con la locura en lugar de intentar estudiarla, curarla y, en última instancia, prevenirla”.

    Es curioso como la ciencia viene a refutar los valores y el orden natural.Niños y niñas corriendo

    A continuación reproducimos el texto publicado en la web del Colegio Americano de Pediatras:

    “LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO HACE DAÑO A LOS NIÑOS”

    El Colegio Americano de Pediatras urge a los educadores y legisladores a rechazar todas las políticas que condicionen a los niños para aceptar como normal una vida de suplantación química o quirúrgica de su sexo por el sexo opuesto. Son los hechos, y no la ideología, quienes determinan la realidad.

    La sexualidad humana es un rasgo biológico objetivo binario: XY y XX son marcadores genéticos saludables, no los marcadores genéticos de un trastorno. La norma del diseño humano es ser concebido como hombre o como mujer. La sexualidad humana es binaria por definición, siendo su finalidad obvia la reproducción y crecimiento de nuestra especie. Este principio es evidente por sí mismo. Los extraordinariamente raros trastornos del desarrollo sexual, entre ellos la feminización testicular [o síndrome de insensibilidad de los andrógenos, n.n.] y la hiperplasia suprarrenal congénita, son desviaciones de la norma sexual binaria, todas ellas médicamente identificables y directamente admitidas como trastornos del diseño humano. Los individuos con trastornos del desarrollo sexual no constituyen un tercer sexo{1}.
    Nadie nace con un género. Todos nacemos con un sexo biológico.El género (la conciencia y sentimiento de uno mismo como hombre o mujer) es un concepto sociológico y psicológico, no un concepto biológico objetivo. Nadie nace con conciencia de sí mismo como hombre o mujer; esta conciencia se desarrolla con el tiempo y, como todos los procesos de desarrollo, puede desviarse a consecuencia de las percepciones subjetivas del niño, de sus relaciones y de sus experiencias adversas desde la infancia. Quienes se identifican como “sintiéndose del sexo opuesto” o como “algo intermedio” no con forman un tercer sexo. Siguen siendo hombres biológicos o mujeres biológicas{2},{3},{4}.
    La creencia de una persona de que él o ella es algo que no es constituye, en el mejor de los casos, un signo de pensamiento confuso. Cuando un niño biológicamente sano cree que es una niña, o una niña biológicamente sana cree que es un niño, existe un problema psicológico objetivo en la mente, no en el cuerpo, y debe ser tratado como tal.
    Estos niños padecen disforia de género. La disforia de género, antes denominada trastorno de identidad de género, es un trastorno mental así reconocido en la más reciente edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V){5}. Las teorías psicodinámicas y de aprendizaje social sobre la disforia de género o trastorno de identidad de género nunca han sido refutadas{2},{4},{5}.

    La pubertad no es una enfermedad, y los bloqueadores hormonales pueden ser peligrosos. Reversibles o no, los bloqueadores hormonales inducen un estado de enfermedad -la ausencia de pubertad- e inhiben el crecimiento y la fertilidad en un niño que antes era biológicamente sano{6}.
    Según el DSM-V, hasta un 98% de niños con género confuso y hasta un 88% de niñas con género confuso aceptan finalmente su sexo biológico tras pasar la pubertad de forma natural{5}.
    Los niños que utilizan bloqueadores hormonales para reasignación de sexo necesitarán hormonas cruzadas al final de la adolescencia.Las hormonas cruzadas (testosterona y estrógenos) se asocian con riesgos para la salud, entre ellos hipertensión, coágulos de sangre, derrame cerebral y cáncer{7},{8},{9},{10}.
    Las tasas de suicidio son veinte veces mayores entre los adultos que utilizan hormonas cruzadas y sufren cirugía de reasignación de sexo, incluso en Suecia, que se encuentra entre los países con mayor respaldo LGBT{11}. ¿Qué persona compasiva y razonable condenaría a ese destino a chicos jóvenes sabiendo que tras la pubertad hasta un 88% de las chicas y un 98% de los chicos aceptarán la realidad y alcanzarán un estado de salud física y mental?
    Condicionar a los niños a creer que es normal estar toda la vida sustituyendo química y quirúrgicamente su propio sexo por el opuesto constituye un abuso infantil. Respaldar la discordancia de género como algo normal a través de la educación pública y de las políticas legales confundirá a hijos y padres, llevando a muchos niños a acudir a “clínicas de género” donde les administren fármacos bloqueadores hormonales. Esto, a su vez, virtualmente asegura que ellos “elegirán” recibir hormonas cruzadas cancerígenas o de un modo u otro tóxicas, y probablemente considerarán innecesariamente, cuando sean adultos jóvenes, la mutilación quirúrgica de sus órganos sanos.
    Referencias:
    {1} Consortium on the Management of Disorders of Sex Development, Clinical Guidelines for the Management of Disorders of Sex Development in Childhood, Intersex Society of North America, 25-3-2006.

    {2} Kenneth J. Zucker y Susan J. Bradley, “Gender Identity and Psychosexual Disorders”, en Focus. The Journal of Lifelong Learning in Psychiatry, vol. III, nº 4, otoño de 2005 (págs. 598-617).

    {3} Neil W. Whitehead, “Is Transsexuality biologically determined?”, en Triple Helix, otoño de 2000, págs. 6-8; véase también Neil W. Whitehead, “Twin Studies of Transsexuals” (descubre discordancias).

    {4} Sheila Jeffreys, Gender Hurts: A Feminist Analysis of the Politics of Transgenderism, Routledge, Nueva York, 2014, págs.1-35.

    {5} American Psychiatric Association, Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 5ª edición, Arlington (Virginia), American Psychiatric Association, 2013 (págs. 451-459). Véase a partir de la página 455 los índices de persistencia de la disforia de género. [La cita se refiere a la edición norteamericana. Para la edición española, pincha aquí.]

    {6} Wylie C. Hembree et al, “Endocrine treatment of transsexual persons: an Endocrine Society clinical practice guideline”, en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, 2009 (94), 9, págs. 3132-3154.

    {7} Michelle Forcier y Johanna Olson-Kennedy, “Overview of the management of gender nonconformity in children and adolescents”, en UpToDate, 4 de noviembre de 2015.

    {8} Eva Moore, Amy Wisniewski y Adrian Dobs, “Endocrine treatment of transsexual people: A review of treatment regimens, outcomes, and adverse effects”, en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, 2003; 88(9), págs. 3467-3473.

    {9} FDA (Federal and Drug Administration), comunicación sobre la seguridad de productos de la testosterona.

    {10} Organización Mundial de la Salud, clasificación de los estrógenos como cancerígenos.

    {11} Cecilia Dhejne et al, “Long-Term Follow-Up of Transsexual Persons Undergoing Sex Reassignment Surgery: Cohort Study in Sweden”, en PLoS ONE, 2011, 6(2). Trabajo del departamento de Neurociencia Clínica, división de Psiquiatría, Instituto Karolinska, Estocolmo.

    El texto original se puede ver el su página web: http://www.acpeds.org/the-college-sp...harms-children



  • 6

    @Maskulinismho dijo:

    Aprovecho el hilo para polemizar pegando esto que acabo de ver por ahí.. :
    El Colegio de Pediatras de Estados Unidos afirma que la ideología de género hace daño a los niños.

    El título del informe del Colegio de Pediatras de Estados Unidos es contundente “La ideología de género hace daño a los niños”. Creo que la claridad del mismo manifiesta la clara intención de que el mensaje no sea manipulable, y que la sociedad no pueda justificarse diciendo que no sabía que era malo y que nadie les avisó. Y lo que hace daño, no ayuda, no es bueno y no sirve, así que no hay que copiarlo, ni repetir los mismos errores.
    La presidenta de la Asociación Americana de Pediatría, Michelle A.Cretella; su vicepresidente y endocrino pediátrico, Quentin Van Meter y el psiquiatra Paul McHugh, firman dicho informe, que promete ser ampliado para el verano, y en el cual instan a los educadores y legisladores a ”rechazar todas las políticas que condicionen a los niños para aceptar como normal una vida de suplantación química o quirúrgica de su sexo por el sexo opuesto”.
    Este informe, de fecha de 21 de marzo, se presenta días después de que la Asamblea de Madrid aprobara la Ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no discriminación. Y da una respuesta científica a los experimentos que quieren hacer en España, ya realizados en otros países y cuyos resultados y consecuencias han determinado a actuar con esta contundencia a psiquiatras y médicos, llevándoles a dar marcha atrás en estas prácticas. Esto es lo que ha ocurrido en el Hospital Johns Hopkins, un prestigioso centro de EEUU, tanto desde el punto de vista clínico como en investigación, donde después de la experiencia y estudio de los resultados de esta practica, se han dejado de hacer operaciones de cambio de sexo.
    Condicionar a los niños a creer que es normal estar toda la vida sustituyendo química y quirúrgicamente su propio sexo por el opuesto constituye un abuso infantil.
    De algo debería servir la experiencia, sin embargo queda claro que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra y que no aprende hasta que lo experimenta en sus propias carnes.El problema es que en estos casos, se ensaya con otros, niños inocentes que no deciden ya que no tiene la madurez para hacerlo, pero que son quienes pagarán durante toda su vida las consecuencias de estos desatinos, tal y como describe el doctor McHugh para FirstThings.com, donde narra el resultado de su experiencia personal al frente del departamento de psiquiatría del John Hopkins Hospital. Después de años de esta técnica llegó a la conclusión de que “el hospital estaba colaborando con una enfermedad mental y que deberían centrarse en arreglar sus mentes, no sus genitales”, puesto que después de las operaciones seguían teniendo sufrimiento, dándose situaciones disparatadas, como que después de operaciones de cambio de sexo de hombre a mujer, algunas de estas personas, al sentir atracción hacia mujeres, y considerarse entonces del mismo sexo, llegaban a la conclusión de que eran lesbianas. Según palabras del doctor McHugh ” he sido testigo del gran daño que puede provocar la reasignación de sexo. Los niños que han visto transformada su constitución masculina en un rol femenino sienten mucho sufrimiento y tristeza pues son conscientes de su disposición natural….nosotros los psiquiatras nos hemos olvidado de estudiar las causas y la naturaleza de su trastorno mental y nos hemos dedicado sólo a prepararlos para la operación y una vida en el otro sexo. Hemos malgastado recursos científicos y técnicos y dañado nuestra credibilidad profesional colaborando con la locura en lugar de intentar estudiarla, curarla y, en última instancia, prevenirla”.
    Es curioso como la ciencia viene a refutar los valores y el orden natural.Niños y niñas corriendo
    A continuación reproducimos el texto publicado en la web del Colegio Americano de Pediatras:
    “LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO HACE DAÑO A LOS NIÑOS”
    El Colegio Americano de Pediatras urge a los educadores y legisladores a rechazar todas las políticas que condicionen a los niños para aceptar como normal una vida de suplantación química o quirúrgica de su sexo por el sexo opuesto. Son los hechos, y no la ideología, quienes determinan la realidad.
    La sexualidad humana es un rasgo biológico objetivo binario: XY y XX son marcadores genéticos saludables, no los marcadores genéticos de un trastorno. La norma del diseño humano es ser concebido como hombre o como mujer. La sexualidad humana es binaria por definición, siendo su finalidad obvia la reproducción y crecimiento de nuestra especie. Este principio es evidente por sí mismo. Los extraordinariamente raros trastornos del desarrollo sexual, entre ellos la feminización testicular [o síndrome de insensibilidad de los andrógenos, n.n.] y la hiperplasia suprarrenal congénita, son desviaciones de la norma sexual binaria, todas ellas médicamente identificables y directamente admitidas como trastornos del diseño humano. Los individuos con trastornos del desarrollo sexual no constituyen un tercer sexo{1}.
    Nadie nace con un género. Todos nacemos con un sexo biológico.El género (la conciencia y sentimiento de uno mismo como hombre o mujer) es un concepto sociológico y psicológico, no un concepto biológico objetivo. Nadie nace con conciencia de sí mismo como hombre o mujer; esta conciencia se desarrolla con el tiempo y, como todos los procesos de desarrollo, puede desviarse a consecuencia de las percepciones subjetivas del niño, de sus relaciones y de sus experiencias adversas desde la infancia. Quienes se identifican como “sintiéndose del sexo opuesto” o como “algo intermedio” no con forman un tercer sexo. Siguen siendo hombres biológicos o mujeres biológicas{2},{3},{4}.
    La creencia de una persona de que él o ella es algo que no es constituye, en el mejor de los casos, un signo de pensamiento confuso. Cuando un niño biológicamente sano cree que es una niña, o una niña biológicamente sana cree que es un niño, existe un problema psicológico objetivo en la mente, no en el cuerpo, y debe ser tratado como tal.
    Estos niños padecen disforia de género. La disforia de género, antes denominada trastorno de identidad de género, es un trastorno mental así reconocido en la más reciente edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V){5}. Las teorías psicodinámicas y de aprendizaje social sobre la disforia de género o trastorno de identidad de género nunca han sido refutadas{2},{4},{5}.
    La pubertad no es una enfermedad, y los bloqueadores hormonales pueden ser peligrosos. Reversibles o no, los bloqueadores hormonales inducen un estado de enfermedad -la ausencia de pubertad- e inhiben el crecimiento y la fertilidad en un niño que antes era biológicamente sano{6}.
    Según el DSM-V, hasta un 98% de niños con género confuso y hasta un 88% de niñas con género confuso aceptan finalmente su sexo biológico tras pasar la pubertad de forma natural{5}.
    Los niños que utilizan bloqueadores hormonales para reasignación de sexo necesitarán hormonas cruzadas al final de la adolescencia.Las hormonas cruzadas (testosterona y estrógenos) se asocian con riesgos para la salud, entre ellos hipertensión, coágulos de sangre, derrame cerebral y cáncer{7},{8},{9},{10}.
    Las tasas de suicidio son veinte veces mayores entre los adultos que utilizan hormonas cruzadas y sufren cirugía de reasignación de sexo, incluso en Suecia, que se encuentra entre los países con mayor respaldo LGBT{11}. ¿Qué persona compasiva y razonable condenaría a ese destino a chicos jóvenes sabiendo que tras la pubertad hasta un 88% de las chicas y un 98% de los chicos aceptarán la realidad y alcanzarán un estado de salud física y mental?
    Condicionar a los niños a creer que es normal estar toda la vida sustituyendo química y quirúrgicamente su propio sexo por el opuesto constituye un abuso infantil. Respaldar la discordancia de género como algo normal a través de la educación pública y de las políticas legales confundirá a hijos y padres, llevando a muchos niños a acudir a “clínicas de género” donde les administren fármacos bloqueadores hormonales. Esto, a su vez, virtualmente asegura que ellos “elegirán” recibir hormonas cruzadas cancerígenas o de un modo u otro tóxicas, y probablemente considerarán innecesariamente, cuando sean adultos jóvenes, la mutilación quirúrgica de sus órganos sanos.
    Referencias:
    {1} Consortium on the Management of Disorders of Sex Development, Clinical Guidelines for the Management of Disorders of Sex Development in Childhood, Intersex Society of North America, 25-3-2006.
    {2} Kenneth J. Zucker y Susan J. Bradley, “Gender Identity and Psychosexual Disorders”, en Focus. The Journal of Lifelong Learning in Psychiatry, vol. III, nº 4, otoño de 2005 (págs. 598-617).
    {3} Neil W. Whitehead, “Is Transsexuality biologically determined?”, en Triple Helix, otoño de 2000, págs. 6-8; véase también Neil W. Whitehead, “Twin Studies of Transsexuals” (descubre discordancias).
    {4} Sheila Jeffreys, Gender Hurts: A Feminist Analysis of the Politics of Transgenderism, Routledge, Nueva York, 2014, págs.1-35.
    {5} American Psychiatric Association, Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 5ª edición, Arlington (Virginia), American Psychiatric Association, 2013 (págs. 451-459). Véase a partir de la página 455 los índices de persistencia de la disforia de género. [La cita se refiere a la edición norteamericana. Para la edición española, pincha aquí.]
    {6} Wylie C. Hembree et al, “Endocrine treatment of transsexual persons: an Endocrine Society clinical practice guideline”, en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, 2009 (94), 9, págs. 3132-3154.
    {7} Michelle Forcier y Johanna Olson-Kennedy, “Overview of the management of gender nonconformity in children and adolescents”, en UpToDate, 4 de noviembre de 2015.
    {8} Eva Moore, Amy Wisniewski y Adrian Dobs, “Endocrine treatment of transsexual people: A review of treatment regimens, outcomes, and adverse effects”, en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, 2003; 88(9), págs. 3467-3473.
    {9} FDA (Federal and Drug Administration), comunicación sobre la seguridad de productos de la testosterona.
    {10} Organización Mundial de la Salud, clasificación de los estrógenos como cancerígenos.
    {11} Cecilia Dhejne et al, “Long-Term Follow-Up of Transsexual Persons Undergoing Sex Reassignment Surgery: Cohort Study in Sweden”, en PLoS ONE, 2011, 6(2). Trabajo del departamento de Neurociencia Clínica, división de Psiquiatría, Instituto Karolinska, Estocolmo.
    El texto original se puede ver el su página web: http://www.acpeds.org/the-college-sp...harms-children

    Donde otras personas pueden ver algo polémico yo sólo leo cosas lógicas y normales.



  • 7

    @dehm en mis tiempos eran maricones y punto



  • 8

    Parece que a medida que avanzamos en los años la gente saca más cosas para poder sentirse ofendidas, al parecer si mencionas a alguien según el género que dictaminan sus cromosomas sexuales, cosa que no se puede cambiar y es determinante, según las reglas de el lenguaje de cada idioma puedes ofenderlo.



  • 9

    ojala no fueran una minoría

    :babeando:



  • 10

    una shemale de toda la vida vamos



  • 11

    Siempre que se comporten como ~personas~ (y no molesten al prójimo) me parece respetable. Nadie debería de juzgar como tiene que se la vida de un tercero.

    El resto son mariconadas

    Edit: lo de Frozen me parece una soberana gilipollez, es una puta peli de Disney.



  • 12

    @ZurdoFTW toda la razon



  • 13

    @dehm dijo:

    Donde otras personas pueden ver algo polémico yo sólo leo cosas lógicas y normales.

    Donde tú ves cosas normales yo veo un grupo ultracatólico que posa como si fuese un organismo oficial para que personas como tú se lo traguen todito porque su opinión crítica está desaparecida en combate.

    Pero esto yo lo sé porque me molesto en leer antes de opinar, claro. Me he leído lo que ha citado el compañero y, como tengo algo de idea del tema este de "los genes" y "las enfermedades mentales" que se citan tan alegremente en ese texto he dicho: "Pero qué coño, esto no puede ser un organismo oficial diciendo estas burradas".

    Y efectivamente, es un organismo segmentado del grupo que sí que es oficial, la AAP. Un grupo inmensamente mayor con el que este pequeñito grupo de ultracatólicos (de los cuales, la mayoría ni son pediatras al parecer) han decidido escindirse por tener visiones distintas.

    Te dejo algo de información al respecto del grupo, por si te quieres apuntar y tal: https://transfactive.wordpress.com/2016/03/19/american-college-of-pediatricians/

    No te preocupes por no ser pediatra, que con las "cosas lógicas y normales" que ves, seguro que te dejan entrar y te hacen ceremonia y todo. Además, está considerado como un "hate group", así que de nuevo, encajas que ni perfecto, loco.

    Y nada, lo dicho, donde otras personas pueden ver cosas lógicas y normales, yo veo chorradas porque tengo un poquito de idea de ciencia, psicología y esas cositas.

    Edito que se me pasa.

    Por si de verdad te quieres apuntar o te quieres tocar un ratito te dejo su "guía" sobre cómo ven las cosas http://www.acpeds.org/about-us



  • 14

    A mí no me parece ni bien ni mal :nusenuse:
    Lo que me gustaría que me explicaran es la moda esta de decir que hay más de 2 géneros, muchos más :qmeparto:



  • 15

    @ShawnCarter dijo:

    Donde tú ves cosas normales yo veo un grupo ultracatólico que posa como si fuese un organismo oficial para que personas como tú se lo traguen todito porque su opinión crítica está desaparecida en combate.
    Pero esto yo lo sé porque me molesto en leer antes de opinar, claro. Me he leído lo que ha citado el compañero y, como tengo algo de idea del tema este de "los genes" y "las enfermedades mentales" que se citan tan alegremente en ese texto he dicho: "Pero qué coño, esto no puede ser un organismo oficial diciendo estas burradas".
    Y efectivamente, es un organismo segmentado del grupo que sí que es oficial, la AAP. Un grupo inmensamente mayor con el que este pequeñito grupo de ultracatólicos (de los cuales, la mayoría ni son pediatras al parecer) han decidido escindirse por tener visiones distintas.
    Te dejo algo de información al respecto del grupo, por si te quieres apuntar y tal: https://transfactive.wordpress.com/2016/03/19/american-college-of-pediatricians/
    No te preocupes por no ser pediatra, que con las "cosas lógicas y normales" que ves, seguro que te dejan entrar y te hacen ceremonia y todo. Además, está considerado como un "hate group", así que de nuevo, encajas que ni perfecto, loco.
    Y nada, lo dicho, donde otras personas pueden ver cosas lógicas y normales, yo veo chorradas porque tengo un poquito de idea de ciencia, psicología y esas cositas.
    Edito que se me pasa.
    Por si de verdad te quieres apuntar o te quieres tocar un ratito te dejo su "guía" sobre cómo ven las cosas http://www.acpeds.org/about-us

    Si te parece que usar las hormonas de forma indiscriminada tiene que ver con cosas de ultra católicos pues nada. Parece que entiendes de cosas que los demás no. :nusenuse:



  • 16

    @dehm dijo:

    Si te parece que usar las hormonas de forma indiscriminada tiene que ver con cosas de ultra católicos pues nada. Parece que entiendes de cosas que los demás no. :nusenuse:

    Son tergiversaciones sanas, no esperaba más.



  • 17

    @ShawnCarter dijo:

    Son tergiversaciones sanas, no esperaba más.

    Hasta ahora sólo has emitido opiniones diciendo que lo que estás leyendo no es verdad o son tergiversaciones.

    Si quieres que haya algo más productivo, puedes especificar dónde está la mentira o la tergiversación. Si no, la verdad es que esto es hablar por hablar :nusenuse:



  • 18

    @ShawnCarter dijo:

    Donde tú ves cosas normales yo veo un grupo ultracatólico que posa como si fuese un organismo oficial para que personas como tú se lo traguen todito porque su opinión crítica está desaparecida en combate.
    Pero esto yo lo sé porque me molesto en leer antes de opinar, claro. Me he leído lo que ha citado el compañero y, como tengo algo de idea del tema este de "los genes" y "las enfermedades mentales" que se citan tan alegremente en ese texto he dicho: "Pero qué coño, esto no puede ser un organismo oficial diciendo estas burradas".
    Y efectivamente, es un organismo segmentado del grupo que sí que es oficial, la AAP. Un grupo inmensamente mayor con el que este pequeñito grupo de ultracatólicos (de los cuales, la mayoría ni son pediatras al parecer) han decidido escindirse por tener visiones distintas.
    Te dejo algo de información al respecto del grupo, por si te quieres apuntar y tal: https://transfactive.wordpress.com/2016/03/19/american-college-of-pediatricians/
    No te preocupes por no ser pediatra, que con las "cosas lógicas y normales" que ves, seguro que te dejan entrar y te hacen ceremonia y todo. Además, está considerado como un "hate group", así que de nuevo, encajas que ni perfecto, loco.
    Y nada, lo dicho, donde otras personas pueden ver cosas lógicas y normales, yo veo chorradas porque tengo un poquito de idea de ciencia, psicología y esas cositas.
    Edito que se me pasa.
    Por si de verdad te quieres apuntar o te quieres tocar un ratito te dejo su "guía" sobre cómo ven las cosas http://www.acpeds.org/about-us

    Buen aporte. Viniendo de USA me imaginaba el corte ideológico de los nombrados. La bendita patria de los creacionistas...
    Lo leí por encima, y personalmente muchas afirmaciones me parecieron manifiestamente sesgadas, por eso lo traje con la intención indicada como "polemizar". Aún así no vi ningún error científico flagrante con el que sentirme con la autoridad médica suficiente como para calificarlo como chorrada, quizá puedas iluminarme, y hacerlo de paso a los colegios médicos, de variados o inconcretos cortes ideológicos, donde lo de los bloqueadores hormonales es por ejemplo un tema actual de discusión, ya que se te ve con un conocimiento muy amplio sobre el tema.



  • 19

    @dehm dijo:

    Hasta ahora sólo has emitido opiniones diciendo que lo que estás leyendo no es verdad o son tergiversaciones.
    Si quieres que haya algo más productivo, puedes especificar dónde está la mentira o la tergiversación. Si no, la verdad es que esto es hablar por hablar :nusenuse:

    Que no te has leído nada, vaya. No te lo voy a dar masticadito como comprenderás, y si no lo comprendes, pues ya ves tú qué desgracia.



  • 20

    @ShawnCarter dijo:

    Que no te has leído nada, vaya. No te lo voy a dar masticadito como comprenderás, y si no lo comprendes, pues ya ves tú qué desgracia.

    Menudo parguelas estas hecho :facepalm:




Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.