Hablemos de nabos


  • 0

    El nabo es un excelente alimento que ha vuelto a resurgir en estos tiempos, debido a los beneficios que ofrece a nuestro cuerpo la composición del mismo.

    • Consejos para preparar y cocinar el nabo

    Si bien algunas variedades de nabo son muy sabrosas crudas, en la mayoría de los casos se consumen cocidos y se utilizan para acompañar otros alimentos como arroz o diversas legumbres.Antes de consumirlos, debemos lavarlos y si hace falta, utilizar la ayuda de un cepillo, para retirar bien toda la suciedad. Si son pequeños y frescos no hace falta pelarlos, ya que su piel es fina.

    Agregados a los guisos, los nabos hacen que los mismos tengan un sabor mucho más suave. También son parte de los ingredientes de las sopas de verduras y del caldo gallego.

    Hervidos se consumen junto a papas, patatas, zanahorias, entre otros. También se consumen fritos, en este caso, se preparan igual que las papas fritas.

    En las hojas de los nabos se encuentran también muchas vitaminas y minerales, las mismas se pueden consumir de manera similar a la acelga, espinaca, o comer crudas en ensaladas.

    A las hojas de los nabos también se las conocen como grelos.

    Como bien puedes leer, este vegetal se consume casi que todo, por eso no dudes comprarlo al verlo en el supermercado.

    • Cómo elegir los nabos

    El nabo no requiere de mayores cuidados para su conservación, pero para poder disfrutar a pleno de todo su sabor y beneficios hay que tener en cuenta algunas pautas al momento de escogerlos.

    El nabo puede ser redondeado, aplanado o cilíndrico. Cada uno puede pesar entre 100 a 200 gramos y medir unos 15 cm aproximadamente. Su color es blanco o amarillento y esta cubierto por una fina piel del mismo color, o asemejándose al violeta. Su sabor es similar al del repollo, aunque un poco más dulce.

    Deben optarse por los de tamaño pequeño a mediano.
    Piel bien lisa y sana, firmes, pesados y redondeados.
    De color blanco o amarillo con algunos tintes violetas.
    Si es un manojo, deben tener cuello de color verde.

    • Cómo conservar los nabos

    Se eliminan las hojas de los nabos y se conservan en la heladera o frigorífico en bolsas de plástico perforadas.
    Si han sido bien elegidos, duran en buenas condiciones alrededor de 3 semanas.
    No se aconseja lavar los nabos hasta el mismo momento de consumirlos, para evitar la pérdida de los minerales y vitaminas que posee.
    Para congelar los nabos, debemos blanquearlos o escaldarlos un par de minutos antes de hacerlo.

    SI BUSCABAIS OTRA COSA, CREO QUE OS HABEIS CONFUNDIDO... :roto2gaydude: :roto2gaydude:



  • 1

    que pena jijijijiji :gey: :roto2gaydude: :roto2gay:



  • 2


  • 3

    Me comia uno ahora mismo.



  • 4

    no homo



  • 5

    @kb24 dijo:

    no homo

    no homo por supuesto



  • 6

    El saber no ocupa lugar. Eso me hace pensar en por qué se llama nabo al pene si no se parecen en nada :roto2nuse:

    Invoco a @tomapiruleta que de nabos sabe un rato




Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.