Ya no me duelen apenas las decepciones



Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.