Noruega. ¿Protección o abuso?


  • 0

    ->Noruega: los casos en que les quitan los niños a los padres por «falta de destrezas parentales»<-

    La vida de Ruth y Marius se derrumbó sin previo aviso una tarde de lunes del pasado mes de noviembre, cuando dos coches negros se acercaron a la granja donde viven en un remoto valle de Noruega. Ruth estaba esperando como de costumbre al autobús escolar que traía de vuelta de la escuela a sus otras dos hijas de 8 y 10 años. Dentro, en una habitación grande, luminosa y moderna con vista al fiordo gris, estaban sus otros hijos, de 5 y 2 años, y su bebé de tres meses. Pero ese lunes, el autobús nunca llegó. En su lugar, Ruth vio dos coches desconocidos. Uno continuó a lo largo de la carretera principal, pero el otro se dirigió a la granja. Una mujer del servicio local de protección al niño llamó a su puerta.

    Le pidió a Ruth que fuera a la comisaría de policía para un interrogatorio. También le contó que el otro coche negro se había llevado a sus hijas al departamento de cuidados de emergencia. Y le dijo que debía entregar a sus otros dos hijos, también. Al día siguiente, dos coches negros aparecieron de nuevo. La pareja entendió que todo había sido un terrible error y que les iban a devolver a los niños. Pero estaban equivocados. Cuatro policías se bajaron y se llevaron también al bebé.

    Reacción internacional

    Según un reportaje recientemente publicado en BBC, este caso de una pareja de jóvenes en Noruega ha sido el último en alimentar la creciente preocupación sobre las prácticas de protección de la infancia que ejercen ciertos países. Manifestantes de todo el mundo y profesionales de Noruega opinan que los trabajadores sociales toman a veces muy rápido la decisión de separar a los niños de sus familias, que cuentan con muy poca justificación y que sucede sobre todo cuando los padres son inmigrantes. Miles de personas se manifestaron en apoyo a Ruth y Marius y en contra del servicio de protección infantil noruego, Barnevernet, que fue acusado por los manifestantes de «secuestrar» niños, en este y muchos otros casos.

    Pero la historia de Ruth y Marius no es tan simple como algunos defensores exponen. La pareja es sospechosa de aplicar castigo corporal a los niños, algo que en Noruega es completamente ilegal. Sentados en su sala de estar, rodeados de juguetes sin uso, Ruth, una enfermera pediátrica cuya familia ha vivido en el valle durante generaciones, y Marius, un experto en informática originario de Rumanía, están al borde de las lágrimas mientras que hablan de lo que pasó. Ruth reconoce haber golpeado en alguna ocasión a los niños. Pero aclara: «No todo el tiempo, cuando hacen algo malo, y sólo de vez en cuando».

    «No encontraron ninguna marca física ni nada parecido cuando fueron examinados por el médico, todos estaban en perfecto estado de salud», se defiende Ruth. «Pero la ley en Noruega es muy clara y concreta hasta el más mínimo detalle. No se permite ninguna corrección física y nunca hemos sido conscientes de que eso fuese tan estricto». Preguntado al respecto, el servicio de protección de los niños respondió que no discutía casos individuales, para proteger la privacidad de los menores, indican en la información publicada en BBC.

    Resto de la terrorífica historia aquí :qmiedo:



  • 1

    Esa protección social viene aquí y se crea un overbooking



  • 2

    El proximo paso será que no se podrá ni reñirles, no vaya a ser que crezcan con traumas.

    No estoy a favor del castigo fisico, pero me parece muy desproporcionado lo de esta noticia.



  • 3

    A mí me parece bien lo que se ha hecho en este caso.

    Seguro que si el perro se porta mal ni la voz le levantan :facepalm:



  • 4

    @Waqafraca dijo:

    A mí me parece bien lo que se ha hecho en este caso.

    Seguro que si el perro se porta mal ni la voz le levantan :facepalm:

    Es que si el perro les sale rana lo pueden abandonar en una autovía.



  • 5

    @Aioria_bcn dijo:

    El proximo paso será que no se podrá ni reñirles, no vaya a ser que crezcan con traumas.
    No estoy a favor del castigo fisico, pero me parece muy desproporcionado lo de esta noticia.

    Una bofetada a tiempo nunca viene mal.



  • 6

    Siempre he pensado que un poco de disciplina no hace daño.



  • 7

    @Tizon1 dijo:

    Siempre he pensado que un poco de disciplina no hace daño.

    Un hilo de presentación tampoco.



  • 8

    @Waqafraca dijo:

    Un hilo de presentación tampoco.

    Eres rápido...



  • 9

    @Tizon1 dijo:

    Eres rápido...

    Menos de lo que me gustaría...



  • 10

    @Waqafraca dijo:

    Menos de lo que me gustaría...

    Jajajajajajajaja... Siempre es bueno mejorar. :abrazo:



  • 11

    No me he llevado ostias ni nada y no por eso he salido mal.



  • 12

    La decadencia de las sociedades nordicas.



  • 13

    Tampoco se publicita de los paises nordicos las altisimas tasas de suicidio que tienen o las tasas de violencia de genero



  • 14

    Sería una solución para el colectivo de los gitanos :elboinas:



  • 15

    @Yung-Beef dijo:

    Sería una solución para el colectivo de los gitanos :elboinas:

    ¿Y tu quien eres? :elboinas:



  • 16


  • 17

    @Yung-Beef dijo:

    YUNG BEEF-BEEF BOY-OFFICIAL STREET VIDEO- – 04:00
    — YUNG BEEF AKA LANA DEL REY

    El caso es que me suenas :qmeparto:

    Abrete un hilo contando tus experiencias extrasensoriales fuera del foro :roto2:



  • 18

    @dehm dijo:

    El caso es que me suenas :qmeparto:
    Abrete un hilo contando tus experiencias extrasensoriales fuera del foro :roto2:

    paso, sal a la calle



  • 19

    @Yung-Beef dijo:

    paso, sal a la calle

    No me puedo alejar de la bolsa de doritos y me da vergüenza salir con ellos a la calle :sisi1:



  • 20

    Por uste caso podría ser exagerado, pero padres que dejan faltar a sus hijos al colegio sin justificar durante años (hay un mínimo para que 'no pase nada', pero tras años 'justo' en el mínimo habría que mirarlo :facepalm: ) u otras cosas como casarlos/as a los doce años quizá sí deberían :facepalm:




Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.