ayuda con amigo


  • 0

    Aunque la única persona que puede descifrar este enigma, me gustaría saber vuestra opinión.
    Hace años que estuve con un chico, tuvimos una corta relación, y yo lo dejé porque me encontraba muy mal con ansiedad en aquella época, el me acompañó y me apoyaba en todo, me recuperé un poco pero seguía teniendo ansiedad y de alguna manera quería estar sola, no sabía si era por él o no. Así pues, lo dejamos y yo mejore. Y quedamos como amigos, yo he tenido pareja después, y mantuvimos el contacto como amigos en estos años. No tengo la suerte de tener muchos amigos, y si es buen amigo, buen chico, dedico tiempo, y nos vemos de vez en cuando. Pues siempre que vamos a quedar me da un pico brutal de fobia-ansiedad- de flipar, y se pasa al rato después de despedirnos. Yo tengo un problema de fobias y ansiedades quizás, pero me encuentro muy bien en general en estos momentos. Y cuando quedo con este chico, zas. Esto no son mariposas, no me gusta al menos a nivel consciente, no sé que me intenta decir la vida con esta alarma. No tengo creencias espirituales, pero esto me da que pensar. Es como si mi ser interior me estuviera advirtiendo de algo, pero no sé qué es. Es incomprensible, no tengo ni la más remota idea de lo que es. No quiero entenderlo todo, pero creo que esto pasa por algo.

    Opción 1: no darle importancia. (Aunque me da una ansiedad de narices y no es agradable) que sigan pasando los años, con ansiedad ese día y sin descubrir nada nuevo
    Opción 2: no quedar con él, pues todo esto no pasaría, pero tendría un amigo menos, y eso no me mola, es buen chico, no me ha hecho nada malo. Siempre se ha portado bien.

    Hay que decir que él está por mí, y aunque él no diga nada, yo igual siento presión. Pero no me parece motivo suficiente como para yo ponerme así. Otros chicos están por mí y no me altero.

    No sé por qué me pasa esto, yo puedo estar con todo tipo de gente, de distintas creencias, soy muy tolerante y abierta, mi cuerpo no se pone así sólo porque "no me cae bien"



  • 1

    Abrir estas mierdas en Qué loco, primer aviso.



  • 2

    ¿Qué te pasa por la cabeza cuando quedas con él? ¿Hay algo en concreto que te la incomode?

    Por otro lado, al margen de lo primero, escoge la opción 2. En su día me vi en tu situación y me he arrepentido no sabes hasta qué punto del "no voy a castigarle con un rechazo y una amistad menos". Así que coge la pastilla azul la opción 2.



  • 3

    Tienes al chaval en el banquillo para cuando se te pase el arroz, esta bien, lo respeto.



  • 4

    Te vas al psicólogo, de momento.

    No sé en qué consistirán exactamente tus crisis pero veo bastante feo que alguien esté interesado por ti (o lo manifieste) y te dediques a callarte la boca sabiendo que no sientes nada por él.

    Mejor que lo sepa, ¿No?, ¿Acaso no se lo merece por haberte ayudado?, ¿Acaso no sería mejor para él ilusionarse por otra mujer, aunque le pierdas? Vamos, digo yo. Ahí tu ego y tu "miedo a perderle" cede a favor de su bienestar, por todo lo que hizo por ti.




  • 5

    Nada paranormal, ni conexiones espirituales. Ya sabemos que Iker Jiménez puede sacar tajada de esto, pero actualmente todo está en la mente y ocurren cosas rarísimas que están perfectamente explicadas. Sin ser éste el caso, a los esquizofrénicos, con sus voces o personajes venidos de la nada, se les consideraba en contacto con espíritus, y cosas así. Ya ves tú qué gracia.

    Psicólogo, again.



  • 6

    A golpe de buscador (el del foro) tienes un hilo donde se ha comentado esto de las amistades entre hombres y mujeres. Es un hilo reciente.

    Efectivamente, existen estas amistades, siempre que ambos amigos sepan perfectamente cual es el límite. Son amistades preciosas, pero la Naturaleza "tiende a juntarnos", y hay bastante malentendidos, atracciones y demás. Auténticos culebrones. Es por ello que las reglas de "convivencia" han de ser muy claras, y el respeto, máximo.



  • 7

    No busques la respuesta en ese chico: la respuesta está en ti. No es lo que él hace o lo que él sea, es cómo tú eres y lo afrontas. Tienes algo inconcluso a nivel emocional con esta persona, pero el problema no lo tiene él (enamorado de ti y tú sintiendo presión), lo tienes tú.

    Dices no querer saberlo todo. Yo opino que únicamente sabiendo todo podrás controlar esa ansiedad (aunque "controlar" y "ansiedad" no son buenos amigos). Sólo a través del conocimiento del por qué podrás establecer un cómo y, sobre todo, un cuándo para comenzar a modificar tu conducta.

    Sólo a través del cambio de percepción podrás modificar tu conducta. Cuanto más trates de ignorarlo, peor.




Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.