Pon tu parte favorita de un libro que hayas leído


  • 0

    Pues eso, puede ser un dialogo, la descripción de un escenario o cualquier otra cosa. Si ves que puede llegar a contener spoilers, usa la opción de spoiler e ya; no olvides indicar a qué libro pertenece.

    Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-lita: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo.Li.Ta.
    Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita.

    ->-Lolita->



  • 1

    Yo la tengo tirando a pequeña. He estado con muchas mujeres y ninguna se ha quejado. En lo que coinciden todas es en que no quieren un rabo grande ni de coña. Y me extraña.



  • 2

    JULIETA.—¡Romeo, Romeo! ¿Por qué eres tú Romeo? ¿Por qué no reniegas del nombre de tu padre y de tu madre? Y si no tienes valor para tanto, ámame, y no me tendré por Capuleto.
    No eres tú mi enemigo. Es el nombre de Montesco, que llevas. ¿Y qué quiere decir Montesco? No es pie ni mano ni brazo, ni semblante ni pedazo alguno de la naturaleza humana. ¿Por qué no tomas otro nombre? La rosa no dejaría de ser rosa, y de esparcir su aroma, aunque se llamase de otro modo. De igual suerte mi querido Romeo, aunque tuviese otro nombre, conservaría todas las buenas cualidades de su alma, que no le vienen por herencia. Deja tu nombre, Romeo, y en cambio de tu nombre, que no es cosa alguna sustancial, toma toda mi alma.

    ->-Romeo y Julieta->



  • 3

    —El reparto me parece muy poco justo —dije yo—. Usted lo ha hecho todo en este asunto. Yo me llevo una esposa. Jones se lleva la fama. ¿Quiere decirme con qué se queda usted?
    —Para mí —contestó Sherlock Holmes— aún queda el frasco de cocaína.

    -> -El signo de los cuatro->



  • 4

    Capítulo primero.



  • 5

    ¿No abriste un hilo similar? :confundio:



  • 6

    @dehm dijo:

    ¿No abriste un hilo similar? :confundio:

    No



  • 7

    Los animales asombrados, pasaron su mirada del cerdo al hombre, y del hombre al cerdo; y, nuevamente, del cerdo al hombre; pero ya era imposible distinguir quién era uno y quién era otro.

    ->-Rebelión en la granja->



  • 8

    Pero Murray tenía ahora su finalidad, y se sentía contento.
    Porque, ¿qué podía desear cualquier Entidad, consciente de la existencia eterna…, excepto un fin?

    ->-La última respuesta->



  • 9

    —¿Estáis dispuestos a dar vuestras vidas?
    —Sí.
    —¿Estáis dispuestos a cometer asesinatos?
    —Sí.
    —¿A cometer actos de sabotaje que pueden causar la muerte de centenares de personas inocentes?
    —Sí.
    —¿A vender a vuestro país a las potencias extranjeras?
    —Sí.
    —¿Estáis dispuestos a hacer trampas, a falsificar, a hacer chantaje, a corromper a los niños, a distribuir drogas, a fomentar la prostitución, a extender enfermedades venéreas... a hacer todo lo que pueda causar desmoralización y debilitar el poder del Partido?
    —Sí.
    —Si, por ejemplo, sirviera de algún modo a nuestros intereses arrojar ácido sulfúrico a la cara de un niño, ¿estaríais dispuestos a hacerlo?
    —Sí.
    —¿Estáis dispuestos a perder vuestra identidad y a vivir el resto de vuestras vidas como camareros, cargadores de puerto, etc.?
    —Sí.
    —¿Estáis dispuestos a suicidaros si os lo ordenamos y en el momento en que lo ordenásemos?
    —Sí.
    —¿Estáis dispuestos, los dos, a separaros y no volveros a ver nunca?
    —No —interrumpió Julia.
    A Winston le pareció que había pasado muchísimo tiempo antes de contestar. Durante algunos momentos creyó haber perdido el habla. Se le movía la lengua sin emitir sonidos, formando las primeras sílabas de una palabra y luego de otra. Hasta que lo dijo, no sabía qué palabra iba a decir:
    —No —dijo por fin.

    ->-1984->



  • 10

    Mi padre nunca fue a la universidad, así que era realmente importante que yo fuera. Al acabar la universidad, le llamé por teléfono y le pregunté: «¿Y ahora qué?».

    Mi padre no sabía qué responder.

    Cuando conseguí un trabajo y cumplí veinticinco tacos, le volví a llamar y le pregunté: «¿Y ahora qué?». Mi padre no sabía qué responder; así que me dijo: «Cásate»

    El club de la lucha.



  • 11

    A veces y solo a veces creo en mí... Puedo mirarme, sé que estoy porque puedo verme, sé que no es verdad porque no me siento. A veces quiero ser yo mientras me niego. Quiero besarme pero no llego. A veces me abrazaría pero no tengo brazos que me cojan. No sé si vivo o viví ya y esto es un recuerdo. Días me conozco y días me busco, aunque no me he movido. No me he movido pero no estoy donde estaba. He vuelto sobre mí mismo encontrando algo en lo que no creo. Yo no quiero ser ese, porque a veces quiero ser yo pero a veces me niego. Quiero saber si soy verdad o si me engaño. Si he nacido o estoy muriendo. A veces me río de mí, a veces la risa soy yo.

    Lokura (Hovik)



  • 12

    No se si estas eran las palabras exactas, pero es algo así:
    "-Mire Fermín, tengo que confesarle que siempre he tenido un deseo.
    -¿Cual?
    -Tener una pelea. Con cualquiera, me da igual, solo quiero sentir como es.
    -Vamos a cumplirlo entonces. ¡Eh, vosotros! ¿que os pasa? No mireis así a la señorita... ¡queréis pelea!"

    Serpientes en el paraíso, Alicia Jimenez Bartlett.



  • 13

    La serena vida de los perros jóvenes, que algunos pueden prolongar durante años, duró para mí muy pocos meses. Ya pasó. Hay cosas más importantes que la niñez. Y quizá en la vejez, elaborada por una dura vida, me espere más alegría infantil de la que pudiera asimilar un niño, pero que yo, sin embargo, asimilaré.

    Investigaciones de un perro - Franz Kafka



  • 14

    El sentido común era la peor herejía. Y lo terrorífico no era que te mataran por pensar de otra manera, sino que era posible que tuviesen razón. Pues, después de todo, ¿cómo sabemos que dos y dos son cuatro? O que la fuerza de la gravedad actúa. O que el pasado es inalterable. Si tanto el pasado como el mundo externo existen solo en la mente y esta es controlable... ¿qué nos queda?

    1984 - George Orwell



  • 15

    Hay algo grande y espantoso en el suicidio. Las caídas de muchas personas no son peligrosas: son como las de los niños, que caen tan a ras del suelo que no se hacen daño; mas cuando un gran hombre se estrella, ha de venir de muy alto, haberse elevado hasta los cielos, haber entrevisto algún paraíso inaccesible. Implacables han de ser los huracanes que le fuerzan a pedir la paz del alma a la boca de una pistola. ¡Cuántos talentos jóvenes encerrados en una bohardilla languidecen y mueren por falta de un amigo, de una mujer consoladora, en el seno de un millón de seres, en presencia de una muchedumbre harta de oro y que se aburre!
    Visto así, el suicidio alcanza dimensiones gigantescas. Entre una muerte voluntaria y la fecunda esperanza cuya voz llamaba a un hombre joven a París, sólo Dios sabe cuántos ideales rompen, cuántas poesías son abandonadas, cuántas desesperaciones y gritos se reprimen, cuántas tentativas resultan inútiles y cuántas obras maestras se malogran, Cada suicidio es una poema sublime de melancolía.

    ->-La piel de zapa->



  • 16

    Sábado. El corazón sigue saltándome en el pecho. Aún me convulsiono y emito suaves gemidos al recordar mi turbación.
    Vista dorsal. Vislumbre de piel sedosa entre camiseta de manga corta y pantalones de gimnasia blancos. Inclinada sobre el alféizar de una ventana, en el acto de arrancar hojas de un álamo y sosteniendo al mismo tiempo una charla torrencial con un chico, el repartidor de diarios, abajo (Kenneth Knight, supongo), que acababa de lanzar el "Ramsdale Journal" al porche delantero con un golpe muy preciso. Empecé a deslizarme hacia ella. A reptar hacia ella, más bien. Mis brazos y piernas eran superficies convexas entre las cuales -más que sobre las cuales- avanzaba lentamente, mediante algún sistema neutro de locomoción, Humbert, la Araña Herida. Debí de tardar horas en llegar hacia ella: creía verla por el extremo opuesto de un telescopio, y avanzaba como un paralítico, sintiendo mis miembros débiles y formes, con férrea concentración, hacia su pequeño, pero tierno trasero. Al fin estuve tras ella, y entonces se me ocurrió la desgraciada idea de gastarle una broma -agarrarla por la nuca y atraerla hacia mí, para encubrir mi verdadero "manège"-, y ella exclamó, con voz aguda y tajante: «¡Corta el rollo, cara bollo!» (¡que grosero puede mostrarse a veces mi pequeño amor!)

    -Lolita.



  • 17

    ¿Cuántos Bob Arctor existen?, se preguntó mentalmente Bob. Un pensamiento extraño y fastidioso. Al menos había dos, se dijo. Uno que se llama Fred y otro que se llama Bob y que estará siendo vigilado por el primero. La misma persona. Aunque... ¿son la misma persona? ¿Fred y Bob son el mismo individuo? ¿Hay alguien que lo sepa con certeza? Si ese alguien existe, yo lo sabría, puesto que soy la única persona en todo el mundo que sabe que Fred es Bob Arctor. Pero, ¿quién soy yo? ¿Fred o Bob?

    ->-Una mirada a la oscuridad->



  • 18

    Y pensó: Soy una semilla.
    De pronto, vio lo fértil que era el terreno en el cual había caído, y dándose cuenta de ello, la terrible finalidad volvió a él, inundándole de aquel espacio vacío en algún lugar de su interior, sofocándole con el dolor.
    Había visto una bifurcación en el camino frente a ellos... en una se hallaba un diabólico viejo Barón, y él le decía:
    -Hola, abuelo.
    Detestó aquella bifurcación, sintiendo que le invadía la náusea.

    ->-Dune->



  • 19

    El libro un 6/10 pero me enamoré de los ambigramas que aparecen en "Ángeles y demonios", de Dan Brown. La caligrafía, tipografía y todo lo relacionado con las fuentes me ha encantado siempre y los ambigramas mezclan el ingenio con el diseño tipográfico.

    Por si no sabéis qué es un ambigrama, los ambigramas son palabras o frases escritas o dibujadas de tal modo que admiten, al menos, dos lecturas diferentes. En el caso de los que os pongo arriba no tenéis más que girar la imagen 180º para comprobar que en ambas vistas pone "earth", "air", "fire" y "water", los cuatro elementos de la naturaleza, y en el de abajo pone "illuminati".



  • 20

    Me encanta esta descripción y en concreto el uso de las palabras destacadas en negrita

    Arrellanado en su sillón favorito, de espaldas a la puerta que lo hubiera molestado como una irritante posibilidad de intrusiones, dejó que su mano izquierda acariciara una y otra vez el terciopelo verde y se puso a leer los últimos capítulos. Su memoria retenía sin esfuerzo los nombres y las imágenes de los protagonistas; la ilusión novelesca lo ganó casi en seguida. Gozaba del placer casi perverso de irse desgajando línea a línea de lo que lo rodeaba, y sentir a la vez que su cabeza descansaba cómodamente en el terciopelo del alto respaldo, que los cigarrillos seguían al alcance de la mano, que más allá de los ventanales danzaba el aire del atardecer bajo los robles.

    La continuidad de los parques. Cortazar




Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.