Monopolio forzado. Que hay de malo?


  • 0

    Piénselo de la siguiente forma: ¿cuál es el problemna con un monopolio de zapatos? Supongan que mi banda y yo somos los únicos a los que se les permite legalmente producir y vender todos los zapatos -mi banda y cualquiera a quien yo autorice, pero nadie más. ¿Cuál es el problema con eso? Bueno, primero que todo, desde un punto de vista moral la pregunta es ¿por qué nosotros? ¿Qué nos hace tan especiales? Ahora, en este caso, ya que yo me escogí a mí mismo es mucho más plausible que deba tener esa clase de monopolio, así que ¡debí escoger otro ejemplo! Pero de todas formas, se podrán preguntar, ¿de dónde mi banda y yo sacamos este reclamo del derecho de producir y vender algo que nadie más tiene derecho a producir o vender, de proporcionar un servicio que nadie más tiene el derecho de proporcionar? Al fin y al cabo, hasta donde ustedes saben, yo soy simplemente otro mortal, otro humano como ustedes (más o menos). De manera que, desde una posición moral, yo no tengo más derecho a hacerlo que cualquier otro.

    Luego, por supuesto, desde un punto de vista pragmático, consecuencialista, bueno, primero que todo, ¿cuál es el resultado probable de que mi banda y yo tengamos un monopolio sobre los zapatos? Bueno, primero que todo, están los problemas de incentivos. Si yo soy la única persona que tiene derecho a hacer y vender zapatos, probabalemente no los van obtener de mí muy baratos que se diga. Yo puedo cobrar tanto como quiera, mientras no cobre tanto que ustedes simplemente no los puedan comprar o que decidan que están más felices sin zapatos. Pero, mientras ustedes estén dispuestos y sean capaces, yo les voy a cobrar el precio más alto que pueda sacarles -porque no tienen competencia a donde acudir. Probablemente tampoco deberían esperar unos zapatos de una calidad particularmente alta, porque, después de todo, mientras sean aunque sea mínimamente útiles y prefieran los zapatos que andar descalzos, entonces me los tienen que comprar a mí.

    Además de la probabilidad de que los zapatos sean caros y no muy buenos, también está el hecho de que el ser la única persona que hace y vende zapatos me da una cierta ventaja sobre ustedes. Supongan que ustedes no me agradan. Supongan que me han ofendido e alguna manera. Bueno, quizás no van a tener zapatos por un rato. Entonces también hay asuntos relacionados con el abuso de poder.

    Pero no es sólo el problema de los incentivos porque, después de todo, supongan que yo soy un perfecto santo y que voy a hacer los mejores zapatos que pueda hacer para ustedes y que les voy cobrar el precio más bajo que pueda cobrar y que de ninguna manera voy a abusar de mi poder. Supongan que soy totalmente confiable, soy un príncipe entre los hombres (y no en el sentido maquiavélico). Todavía hay un problema, que es: ¿Cómo sé exactamente que estoy haciendo el mejor trabajo posible con los zapatos? Después de todo no hay competencia. Supongo que podría encuestar a la gente para saber qué tipo de zapatos aparentemente quiere, pero hay un muchísimas formas diferentes de hacer zapatos. Algunas de ellas son más caras y otras son menos caras. ¿Como lo sé, dado que no existe mercado y que realmente no hay mucho que pueda hacer por la vía de la contabilidad de ganancias y pérdidas? Simplemente tengo que adivinar. De manera que, aún si estoy haciendo lo mejor que puedo, la cantidad que fabrico, la calidad con la que fabrico podría no ser apropiada para satisfacer las preferencias de la gente y se me hace difícil darme cuenta de este tipo de cosas.

    Quiero decir que no estoy de acuerdo con este mensaje.
    http://liberal-venezolano.net/v10/objeciones




Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.