Ser repartidor de pizzas es una profesión de alto riesgo...


  • 0

    Tenía 16 años cuando empecé a trabajar como repartidor de pizza y me pasé 9 años haciéndolo. El lugar donde trabajé atiende a un público casi cien por cien universitario y estaba justo en el centro de un gran campus universitario.
    Fui a un barrio muy conflictivo en un distrito industrial, fuera de nuestra zona de entrega. No podía encontrar al tipo que hizo el pedido porque ninguna de las calles tenía luces. El chico dijo que él me diría cómo llegar y que me daría una buena propina si le entregaba la pizza a pesar de todos los inconvenientes. Finalmente encontré el lugar, que era como una fábrica abandonada. Pensé, Joder, esto no tiene buena pinta . Había dos tipos sentados bajo una luz en el estacionamiento. Fui a darles su pizza, y lo primero que uno de los chicos me dijo fue: «¿Alguna vez te han atracado?». Me hizo una llave en el cuello mientras que el otro chico me quitaba la pizza. Por suerte, después de maltratarme un poco, su amigo le dijo al chico que parara y me dejaron ir. Me dijeron algunas groserías, salí lo más rápido posible y llamé a la policía. Decidí cargar una pistola eléctrica y un bate de béisbol conmigo en todo momento después de eso, pero, por supuesto, nunca me volvió a pasar nada.
    :qmeparto:

    Noticia



  • 1

    Pues oye, un respeto por @repartidordeilusiones.



  • 2

    :timidos: una de barbacoa



  • 3

    @repartidordepizzas nos puede aportar su punto de vista




Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.