El sangriento final de Bobby Johnson


  • 0

    Nunca debió amanecer aquel día gris en Nueva York
    en que a los Johnson se les ocurrió ir de visita al zoo,
    nunca debió amanecer para el pequeño Bobby,
    que quiso realizar el sueño de tantos escolares
    metiéndose en la jaula de los osos polares,
    oh, nunca debió amanecer.

    Y ahora todo el mundo llora,
    Mr. Johnson echa la culpa a su señora,
    maldito el día en que se te ocurrió
    llevar al niño de paseo al zoo de Nueva York.
    El presidente de la compañía de seguros llora desconsoladamente
    y soportando las estúpidas miradas de la estúpida gente.
    Los pingüinos no dejan de llorar.



  • 1

    Vamos a ver pedazo de subnormal que si digo que es la pole es porque es la puta pole, ¿te enteras o no te enteras puto crío de los cojones?

    Hasta la polla de que me digan si es la pole o no hostia puta ya.



  • 2

    @Maskulinismho dijo:

    Vamos a ver pedazo de subnormal que si digo que es la pole es porque es la puta pole, ¿te enteras o no te enteras puto crío de los cojones?
    Hasta la polla de que me digan si es la pole o no hostia puta ya.

    Reportado



  • 3

    Interesante...



  • 4

    @Doctor-Trivago dijo:

    Interesante...

    A ti lo que te mola es que los pingüinos no dejan de llorar



  • 5

    A cualquier cosa hoy le llaman comer



  • 6

    @Tercer-Pereza dijo:

    A ti lo que te mola es que los pingüinos no dejan de llorar

    Claro, así luego inundan tu ascensor.



  • 7

    hace falta info o es mi impresión?



  • 8

    @Yung-Beef dijo:

    hace falta info o es mi impresión?

    Su impresión, gracias.



  • 9

    Me parece correcto



  • 10

    no se si es un poema, una cancion, o una narracion literaria

    solo se q por lo del vendedor de seguros te dejo mis 8/10

    y si eso, despues me hago un vocaroo




Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.