Casas de cuento de hadas


  • 0

    En los 'felices años veinte' nace un estilo arquitectónico que se inspira en las ilustraciones de los cuentos infantiles. El 'Provincial Revivalism', también llamado 'Storybook House', creció como una planta de judías bajo los focos de Hollywood, pero muchos de los edificios que lo emplean fueron diseñados y construidos por sus propios dueños. Las casas de cuento de hadas no tienen una estructura fija, aunque suelen presentar tejados de madera que imitan a los de paja, chimeneas extravagantes y jardines ingleses....

    La Casa de la Bruja

    Uno de los primeros ejemplos de Provincial Revivalism en Estados Unidos es Spadena House (1921), también conocida como 'La Casa de la Bruja', obra del director de arte Harry Oliver, nominado al Óscar. Esta vivienda se construyó en Culver City (California), aunque en 1934 se trasladó a Beverly Hills. Sus 330 metros cuadrados servían de oficina y camerinos al principio, pero más adelante fueron el hogar de la familia Spadena, de la que toma nombre nombre a la propiedad. En 1997 un agente inmobiliario que creció en el barrio la compró en mal estado por un millón de euros para evitar que fuera demolida y comenzó su restauración.

    La vivienda hobbit de Vancouver

    Construida en 1942, esta casa se encuentra en Vancouver (Canadá), en el 587 de West King Edward Ave. Fue diseñada por Brenton T. Lea y tiene 224 metros cuadrados y dos dormitorios. Salió a la venta en abril de 2013 por dos millones de euros, y aunque se llegó a hablar de su demolición para aprovechar el solar en el que se asienta, el consejo de la ciudad ha reconocido su singularidad y se va a proceder a su restauración. En Vancouver también hay una casa similar en el 3979 de W. Broadway.

    'Hansel' (arriba-izquierda), 'Gretel' (abajo-izquierda) y 'Obers' (derecha) en Carmel by the Sea.

    La ciudad californiana de Carmel by the Sea, de la que fue alcalde Clint Eastwood, alberga un buen número de viviendas que emplean el Provincial Revivalism. En 1924 un ranchero llamado Hugh Comstock construyó, sin experiencia previa, una casa en esta localidad para que su mujer guardara las muñecas que fabricaba. No se podía dormir en ella, pero el diseño de 'Hansel' se hizo tan popular que comenzó a ser imitado en las nuevas viviendas de la zona y dio a Comstock un trabajo en el sector de la construcción. En 1925 levantó 'Gretel' y 'Obers' su residencia particular. La arquitectura de Carmel by the Sea es el principal reclamo turístico de la localidad. Sus tiendas y viviendas recuerdan a las de un parque temático, pero es una ciudad real.

    El agujero-hobbit de Gales

    En un agujero en el suelo, vivía un galés. No un agujero húmedo, sucio, repugnante, con restos de gusanos y olor a fango, ni tampoco un agujero seco, desnudo y arenoso, sin nada en que sentarse o que comer: era un agujero-hobbit, y eso significa comodidad. Con la ayuda de su suegro y algunos amigos, Simon Dale levantó su hogar ecológico gastando unos 3.800 euros (3.000 libras) en materiales y sin experiencia previa en carpintería o construcción. El interior de esta vivienda es impermeable y se asemeja al recreado en las películas de Peter Jackson. Se necesitaron cuatro meses para fuese digna de la Tierra Media.

    'The Wincler'

    Dos amigos, Timothy Lindberg y Daniel Huscroft, son los artífices de este refugio que se encuentra en la costa sur de la isla de Vancouver (Canadá). Todo está hecho a mano: los muros son de abeto recubierto con estuco y las tejas de madera de cedro curvada mediante vapor. Jugar con las líneas en la construcción requiere de mucha paciencia, y para conseguir la forma del tejado tuvieron que tallar la gran mayoría de las planchas que lo forman. La vivienda se encuentra a la orilla del agua, en un entorno natural que los dos carpinteros querían respetar al máximo. En su web (lindcroft.com) destacan que "todo aquel que ve la casa, sonríe".

    El nautilus mexicano

    El arquitecto Javier Senosiain se sumergió en las profundidades del número áureo para proyectar esta vivienda mexicana que parece la concha de un nautilus. Se construyó en 2007 para una pareja y sus dos hijos en el municipio de Naucalpan de Juárez. Un elemento principal en la decoración de esta casa sin habitaciones es la luz: entra por las vidrieras y por el techo inundando el interior. Incluso en verano la vivienda permanece a una temperatura agradable gracias a su forma, ya que el aire caliente sube en espiral y es expulsado por la parte de arriba. Se utilizó el ferrocemento para construir su estructura, que carece de rectas.

    La Casa Caracol

    En México también se asienta otra vivienda que basa su estructura en la forma de un molusco. La Casa Caracol de Isla Mujeres, en el Caribe, es obra del arquitecto Eduardo Ocampo. Su hermano Octavio, el maestro de las ilusiones ópticas, le pidió que le construyera un estudio en el que poder pintar. El proceso de construcción fue complicado porque el equipo de trabajadores no estaba acostumbrado a levantar muros curvos y, además, Eduardo quería que salieran picos de la punta de la concha y tuvo que hacerlos él mismo. Octavio quedó encantado con el resultado final y pidió que se construyeran más conchas para albergar a los invitados. En la actualidad, Eduardo y Raquel, su mujer, viven en la propiedad y alquilan habitaciones a los turistas.

    La mansión Smith

    El visionario que imaginó esta casa la construyó con sus propias manos. Se encuentra a 24 kilómetros del parque de Yellowstone, en Wyoming (EEUU), y es obra de Francis Lee Smith, que trabajó sin planos durante 12 años para otorgarle su forma actual. A pesar de su exterior atípico y de que su interior es un retorcido laberinto sin ningún dormitorio, el ingeniero que levantó esta estructura sólo pretendía construir un hogar para su familia. Además, viene con historia incorporada, aunque trágica: Lee Smith murió al caer desde un balcón a los 48 años, un hecho que salpica de un aire siniestro a este monumento al esfuerzo personal.

    Casa do Penedo

    Bautizada popularmente como 'La casa de los Picapiedra', se encuentra en Guimaraes, al norte de Portugal. Se construyó en 1974 aprovechando las cuatro piedras del área como muros naturales. No se trata de un montaje para atraer curiosos o de un 'hotelito con encanto': la casa era utilizada por la familia Rodrigues como residencia vacacional, aunque ahora Victor, su propietario, no vive en ella. La vivienda se ha convertido en un reclamo turístico de la zona y se ofrecen visitas guiadas.

    La 'media' casa

    Earl Young, un arquitecto sin licencia, empezó a construir en 1918 una serie de viviendas en Charlevoix (estado de Michigan, EEUU). La primera que levantó, en el número 304 de Park Avenue, fue su propia casa. Con la piedra como material base, Young forjó su propio estilo y desarrolló más de 30 viviendas que en la actualidad siguen atrayendo a los curiosos por sus tejados que recuerdan a la forma de una seta. La que muestra la foto es la más pequeña que construyó. Se la conoce como la 'media casa' (Half House) y data de 1947. La piedra que utiliza es la de la propia zona y el tejado que parece una ola es de cedro curvado.

    El lagarto de Zell

    En Zell, un pequeño pueblo de Alemania a orillas del río Mosela (el mayor afluente del Rin), se proyecta una vivienda con un tejado de pizarra. Sus curvas, que recuerdan a las de un lagarto, son obra del arquitecto e ingeniero Walter Andre, que pretendía conseguir una imagen "salvaje y animada que fluye sin ser violenta". Posee elementos decorativos que provienen de otras partes de Europa, como Polonia o Bélgica. Las ventanas, puertas y los rodapiés son de arenisca. El Mosela está detrás de la casa.

    'Circular Cottage'

    John Nash, uno de los arquitectos que ampliaron el Palacio de Buckingham, diseñó a principios del siglo XIX una pequeña villa de nueve viviendas en Blaise Hamlet, a unos seis kilómetros de Bristol (Inglaterra). Pertenecen desde 1943 a la organización de conservación 'National Trust' y en la actualidad están habitadas. Una de ellas es 'Circular Cottage', que destaca por la forma de su tejado de paja y sus muros de piedra. La vivienda fue modernizada en 1975 y recuerda a la casa del Señor Conejo, de la película 'Alicia en el País de las Maravillas'. No hace falta llamar a un lagartijo con escalera: dentro no hay ninguna niña gigante.

    'Storybook Cottage'.

    A 145 kilómetros de la ciudad de Nueva York y a ocho del pueblo de Rhinebeck se encuentra esta vivienda que mezcla el estilo arquitectónico de Gaudí (más visible en la chimenea) y el inspirado en los cuentos. Fue reformada en 2004 y en sus dos pisos alberga dos dormitorios, dos baños, cocina, comedor con balcón y un salón con chimenea. La propiedad se encuentra en un bosque de 35 kilómetros cuadrados e incluye una casa para invitados. Tiene wifi, televisión por cable y se alquila.

    La casa de pan de jengibre

    Un magnate del comercio marítimo ordenó en 1917 la construcción de 'Gingerbread House' en el número 8220 de Narrows Avenue, en el 'distrito' de Brooklyn (Nueva York). La vivienda fue diseñada por el arquitecto James Sarsfield Kennedy y tiene 534 metros cuadrados en los que alberga cuatro dormitorios principales, dos para invitados, seis baños, bodega y una cocina enorme en la que una bruja malvada puede cocinar a gusto a un par de críos. Sus ventanas están adornadas con vidrieras, los muros son de piedra sin cortar y tiene patios interiores. Se encuentra en un estado de conservación estupendo y aunque en 2009 la propiedad salió a la venta, no encontró comprador. En mayo de 2014 volvió al mercado por un precio de 8,5 millones de euros.

    La villa de fantasía de Kitsap

    En un bosque de 30 kilómetros cuadrados del condado de Kitsap, muy cerca de Seattle (estado de Washington, EEUU) se encuentra una villa privada de fantasía construida por sus dueños, Richey y Karen Morgan. Aunque las obras empezaron en 1980, se han necesitado 28 años para terminarla. Richey tenía un objetivo claro cuando la diseñó: huir de las formas cuadradas. Pretendía incluir todos los elementos que consideraba parte de las casas de cuento de hadas, tanto en el exterior como en el interior. La propiedad tiene cinco chimeneas, un puente de piedra y un árbol artificial en el interior al que rodean las escaleras que suben al segundo piso. En 2008 salió a la venta por 287.000 euros, un precio más bajo que el de algunos pisos en Seattle.

    'Cob house'

    Un granjero británico llamado Michael Buck levantó esta casa en Oxfordshire gastando 191 euros y 33 céntimos. Utilizó una técnica conocida como 'cob' que emplea materiales naturales, como arena, arcilla, paja y agua, y que aprendió por su cuenta leyendo un libro. Tardó ocho meses en construir la cabaña, de 27 metros cuadrados. El techo es de paja real y se 'tejió' con un método parecido al que se utiliza en Asturias para fabricar los 'teitos'. La cabaña no tiene gas, agua o electricidad, pero Buck la alquila a cambio de...leche. Sí, ha leído bien, eso sostiene el diario Dailymail, que le entrevistó. El granjero afirma que quería desafiar a la idea de que la gente tiene que "gastar sus vidas pagando sus hipotecas haciendo algo que en realidad no les gusta".



  • 1

    Podíamos crear una comunidad de foreros en una de esas casas abandonadas :sisi3:



  • 2

    @Fuck dijo:

    Podíamos crear una comunidad de foreros en una de esas casas abandonadas :sisi3:

    Con visitarlas me doy por satisfecho (deben de ser la polla).



  • 3

    @Manu51 Molaría pasar una noche en alguna de esas casitas



  • 4

    @OuterDemons dijo:

    @Manu51 Molaría pasar una noche en alguna de esas casitas

    Ya te digo, ahí con los colegas, patatas, ganchitos, música y bebida, y de paso unas guarrillas para acojonarlas.



  • 5

    Me ha encantado La casa Nova (Youngstown, Ohio) . Pagaria por verla por dentro :sisi3:



  • 6

    @NaPOLEon dijo:

    Me ha encantado La casa Nova (Youngstown, Ohio) . Pagaria por verla por dentro :sisi3:

    Yo pagaría por tenerla



  • 7

    @Manu51 dijo:

    Yo pagaría por tenerla

    Me da excesivo morbo lo de que haya pertenencias todavia en el interior.. Siempre me han gustado estas cosas, suelo meterme en cualquier casa/fabrica/X abandonada de los sitios a los que voy



  • 8

    @NaPOLEon dijo:

    Me da excesivo morbo lo de que haya pertenencias todavia en el interior.. Siempre me han gustado estas cosas, suelo meterme en cualquier casa/fabrica/X abandonada de los sitios a los que voy

    Tú no serás de esos que tienen sexo con las cosas de los muertos, ¿no? :laughing:



  • 9

    @Manu51 dijo:

    Tú no serás de esos que tienen sexo con las cosas de los muertos, ¿no? :laughing:

    Cada uno tiene sus gustos sexuales :roto2:



  • 10

    @NaPOLEon dijo:

    Cada uno tiene sus gustos sexuales :roto2:

    :laughing:




Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.