¿Extraterrestres?


  • 0

    MIrando el twitter me encontré con esta noticia:

    ~WOW! ¿Por fin extraterrestres?~
    Kepler es el nombre del telescopio espacial que la ha observado. La estrella tiene un nombre poco romántico, KIC 8462852, pero podría ser el Sol de nuestros primeros vecinos extraterrestres. Efectivamente, estos días, la noticia en torno a una misteriosa estrella en nuestra Galaxia, a unos 1.500 años luz de la Tierra, ha sido una de las más comentadas en las redes sociales. ¿Qué tiene de extraño esta estrella? La misión Kepler estudia las curvas de luz de miles de estrellas próximas con el objetivo de detectar pequeñas disminuciones de brillo que se producen cuando un planeta que orbita la estrella pasa por delante de ella. Esto es lo que los astrónomos llaman un tránsito y hace que la luz de la estrella disminuya ligerísimamente mientras el planeta pasa entre ella y el telescopio que la observa. Desde la Tierra, este fenómeno se puede observar cuando Mercurio o Venus pasan por delante del disco solar. Los tránsitos, sobre todo el de Venus, han sido efemérides astronómicas muy populares y que han tenido un papel importante en las historia de la astronomía, por ejemplo para determinar con precisión las distancias a los planetas del Sistema Solar. La misión Kepler ha detectado centenares de exoplanetas desde que se empezara a observar hace seis años. Para analizar las curvas de luz que diariamente observa, además de potentes ordenadores y programas informáticos, se hace uso de la colaboración ciudadana. El programa "Cazadores de planetas" está formado por miles de voluntarios que con sus ordenadores desde sus casas analizan los datos de la sonda Kepler y, habiendo recibido el entrenamiento adecuado, tratan de interpretar las curvas de luz. De la de KIC 8462852 han dicho que es caprichosamente extraña e interesante y que presenta un tránsito gigante. El equipo encabezado por la investigadora postdoctoral Tabetha Boyajian de la Universidad de Yale ha estudiado diferentes escenarios astrofísicos que podrían explicar la extraña curva de luz. Concluyen que una hipótesis plausible sería un enjambre de cometas catapultados hacia la estrella por el paso de otra estrella cercana. Nuevas observaciones astronómicas se hacen necesarias para comprobar esta hipótesis. Entre tanto, ha surgido la idea de si la extraña curva de luz es el resultado de gigantes estructuras llevadas a cabo por seres inteligentes de una sociedad tecnológicamente avanzada. Podrían haberse diseñado para aprovechar la energía de la estrella. Esta hipótesis es la que ha llevado a que la estrella salte a los medios de comunicación. Investigadores del programa SETI (Search for Extraterresrial Intelligence) quieren apuntar a la estrella con los radiotelescopios del VLA en Socorro (Nuevo México) para tratar de escuchar, como en la película Contact interpretada por Jodie Foster (y basada en una novela de Carl Sagan), la posible señal de una civilización extraterrestre. De hecho, ya han comenzado un intento de escucha con el radiotelescopio ATA del SETI Institute, de menor envergadura.
    En fin, lo más probable es que finalmente se encuentre una explicación astrofísica a la extraña curva de luz. La hipótesis de civilizaciones extraterrestres tecnológicamente avanzadas se ha utilizado en otras ocasiones en astronomía. Por ejemplo, el astrónomo norteamericano Percival Lowell creyó observar canales artificiales en el planeta Marte que, según la hipótesis que él mismo postuló, deberían transportar el agua de los polos a las zonas templadas del ecuador para abastecer a una población marciana en un planeta que languidecía por las condiciones adversas a las que había llegado. Mejores observaciones pusieron de manifiesto que no existían esos canales artificiales en un Marte inhóspito y desértico. También en los años 60 se creyó haber encontrado señales de radio inteligentes procedentes de otra estrella. A principio de esa década se había propuesto que una señal pulsante sería un perfecto medio para la comunicación interestelar, fácil de discriminar respecto de otras señales de la galaxia. Y justamente eso fue lo que Jocelyn Bell detectó en 1967, un extraño pulso periódico de radio con una precisión digna del mejor reloj. Al principio Bell y su director de tesis, Anthony Hewish, creyeron que se trataba de una interferencia local, pero pronto lo descartaron, y se plantearon si, como Jodie Foster, habían detectado la primera emisión de radio de una inteligencia extraterrestre. Por ello bautizaron a la fuente con el nombre de LGM-1, por "Little Green Man", pequeños hombrecillos verdes... Pero conforme fueron encontrando más señales pulsantes semejantes, la hipótesis de los hombrecillos verdes se descartó para dar paso a la idea de que era un fenómeno natural. Hoy sabemos que se trataba de un púlsar, la remota voz de una estrella muerta.

    ~Señal 'WOW!'~
    Pero no todas las señales de radio recibidas de aspecto artificial han encontrado explicación. La llamada señal "Wow!", detectada en 1977 con el telescopio Big Ear de Ohio, fue una señal muy potente de varios minutos de duración que destacaba clamorosamente sobre el ruido de fondo galáctico, y de banda muy estrecha (justo lo que esperaríamos de una señal artificial). De ella sabemos que no era una interferencia local, pues se determinó que la distancia a la fuente era mayor que la distancia a la Luna, pero tampoco había ningún planeta del Sistema Solar en la dirección de donde provenía la señal. Es decir, era una excelente candidata a señal SETI, pero no se volvió a repetir. En todas las ocasiones en que los radiotelescopios han observado esa posición no se ha encontrado nada. Hoy día esta señal continúa siendo un misterio. Otra señal también intrigante fue SHGb02+14A, detectada desde Arecibo en tres ocasiones: como la señal "Wow!", SHGb02+14A fue una señal de banda estrecha, pero mucho más débil, por lo que no se descarta que fuera una señal espuria, un fantasma en los datos. A pesar de ello, sobre ambas señales planea la hipótesis de que alguna civilización extraterrestre pudiera ser la causante.
    Otro fenómeno astronómico sobre el que también se ha especulado un posible origen artificial alienígena es el objeto SCP 06F6, visto por el telescopio Hubble en 2006 en la constelación de Boyero. Esta misteriosa fuente luminosa apareció de la nada, aumentó paulatinamente su brillo a lo largo de 100 días hasta alcanzar un máximo y disminuyó a lo largo de otros 100 para desvanecerse. De una forma misteriosamente simétrica y que de momento no se ha podido explicar mediante ningún fenómeno natural. De hecho la curva de luz se asemeja a lo que uno esperaría de una nave espacial que viniera hacia el Sistema Solar y comenzara a frenar.Muy probablemente tras todos estos casos, y también tras la anómala curva de luz de la estrella KIC 8462852, exista una explicación astrofísica de momento desconocida o mal interpretada. Pero en cualquier caso, si no fuera así y esta vez sí hubiéramos encontrado finalmente a los parientes de E.T., lo sabríamos durante los próximos meses. Aunque desde luego, para contactar con ellos, si decidimos que es oportuno enviarles un mensaje, habrá que tener paciencia, pues nuestro whatsapp interestelar tardará 1.500 años en llegarles y pasarán otros tantos antes que aparezca en nuestro móvil el doble tick azul.

    Fuente: http://www.elmundo.es/ciencia/2015/10/20/56260626ca4741df608b45c7.html



  • 1

    Ojalá



  • 2

    Yo mismo me hago la coña, de haber alguien mas ahí afuera o pasan de nosotros, cosa que no es de extrañar o se estan preparando.

    Bienvenida a los marcianos Mars Attacks – 04:31
    — toni80S



  • 3

    Va a venir E.T y nos llevará a su casa yeah



  • 4



  • 5

    Lo leí el otro día y me quedé flipando pero al mismo tiempo es algo difícil de creer. Es lo que tú dices, si es cierto que hay alguien ahí fuera, ¿por qué no se han "presentado" ya ante nosotros? :nusenuse:



  • 6

    Haberlos hailos.



  • 7

    para quien no se lo quiera leer todo, el resumen es "quizás....... puede...... quien sabe....."




Has perdido la conexión. Reconectando a Éxodo.